Imprimir esta página
Miércoles, 27 Mayo 2015

Obras: el PRO, en busca del presupuesto histórico

Debate electoral. Presentó su programa de infraestructura en la CAC. Propone llegar gradualmente a una participación del 15 por ciento de los gastos de capital.

Recuperar gradualmente el "histórico 15 por ciento" de participación de los gastos de capital en el presupuesto de la provincia y trabajar fuerte en el esquema de asociación público privada forman parte del programa del PRO para financiar y revitalizar los planes de infraestructura en la provincia de Santa Fe. Así lo señalaron el vicecandidato a gobernador por ese espacio, Jorge Boasso, y los referentes de las áreas de infraestructura, Sergio Groissman, y de economía, Luciano Laspina, al hablar ante empresarios en la delegación rosarina de la Cámara Argentina de la Construcción (CAC).╠
Fue en el marco de la tercera jornada del Foro de la Infraestructura y la Construcción (FIC 2015), organizado por la entidad anfitriona y el Instituto de Desarrollo Regional (IDR). En las anteriores expusieron los candidatos a gobernador del FPV, Omar Perotti, y del Frente Renovador, Oscar Cachi Martínez. El lunes próximo será el turno de Miguel Lifschitz (FP).
En un panel coordinado por el vicepresidente de la CAC, Federico Lufft, el candidato a vicegobernador del PRO abrió el juego con fuertes críticas al gobierno provincial. Aseguró que la gestión socialista siguió un camino "inverso" al de Mauricio Macri en ciudad de Buenos Aires, quien elevó la participación de presupuesto para infraestructura del 4 por ciento al 18 por ciento. "En Santa Fe el 94 por ciento es destinado a gasto corriente", dijo Boasso, quien aseguró que esa situación es la que explica que "en la provincia el nivel de inversión sea cero". El candidato recordó su propuesta como concejal para emitir bonos municipales para el financiamiento de obra pública.
Sergio Groissman, ex gerente de Producción de Aguas Provinciales, es el coordinador del área de infraestructura. En esa condición expuso cuatro ejes de gestión de un eventual gobierno del PRO: desarrollo urbano, energía, logística y tecnología.
Los planes en el área de desarrollo urbano fueron considerados claves por su articulación con la política de seguridad. Incluyen la urbanización de villas, el mejoramiento del hábitat, vivienda social, saneamiento y agua potable, entre otras cosas. Un Plan de Ocupación Territorial (POT) fue expuesto como marco para crear un banco de suelo y facilitar el acceso al crédito para el hábitat. El fortalecimiento de las redes, la electrificación rural, la promoción de energías renovables y la conexión al gasoducto del NEA forman parte del Plan Estratégico Energético Provincial, cuya discusión promoverá un eventual gobierno de Del Sel. En logística, Groissman apuntó la recuperación de las redes primarias y secundarias de rutas, la ampliación y mejoramiento de la autopista a Santa Fe y de los principales corredores viales.
Laspina, referente económico del PRO, enfatizó que "el desarrollo armónico y equilibrado de Santa Fe es parte del abordaje de la problemática de seguridad, no hay que olvidarse que Rosario es el segundo conurbano del país, y quienes allí habitan son hoy rehenes de bandas criminales, a partir de la ausencia total del Estado".
Laspina. Admirador del "modelo Medellín" para revertir la violencia de las grandes ciudades, el actual diputado nacional explicó cómo prevé financiar el programa en materia de infraestructura. "Hay que planificar y establecer prioridades, si soy ministro de Economía una de mis tareas será analizar las prioridades de gasto", señaló.
Su plan es elevar "gradualmente" la participación de las partidas para gasto de capital. Consideró limitada la posibilidad de hacerlo por vía impositiva porque "tras la reforma tributaria de 2012, Santa Fe se acercó a otros distritos, aunque sigue siendo una provincia impositivamente barata". La clave, prometió, es "mantener estable el gasto en personal, como hizo Mauricio Macri en Buenos Aires".
Sin descuidar ninguna alternativa, apostó a la asociación público privada. "Es el sistema más moderno para financiar obras de infraestructura, e incluso el que hoy prefieren los organismos multilaterales de crédito", dijo. Como diputado, trabaja actualmente en un proyecto de ley sobre este tema.

Fuente: La Capital