Imprimir esta página
Miércoles, 27 Agosto 2014

La oposición le pega fuerte al gobierno por la inseguridad

El diputado Rubeo consideró que "no se acierta con las políticas que se aplican" y calificó de "claudicante" la reflexión de la socialista Alicia Ciciliani, quien vaticinó "otros Mariano Bertini". El edil Roberto Sukerman le pidió a Lamberto que "dé un paso al costado"

El sector opositor criticó con dureza al gobierno provincial, en medio de un clima preocupante en materia de seguridad. Ayer se produjo una entradera mortal y se conocieron nuevos casos de los bautizados "rompepuertas". A nivel provincial, el diputado Luis Rubeo consideró que "no se acierta con las políticas que se aplican" y cuestionó la presencia policial en las calles. También se refirió a los dichos de la diputada nacional Alicia Ciciliani que no descartó "otros Mariano Bertini". En tanto, desde la política local, el concejal Roberto Sukerman pidió la renuncia del ministro de Seguridad, Raúl Lamberto.

En diálogo con el programa Radiópolis (Radio 2), el presidente de la Cámara de Diputados provincial, Luis Rubeo, del Frente para la Victoria, se refirió a las expresiones de la diputada nacional socialista Alicia Ciciliani en el programa "En profundidad", que se emite por Canal 4 de Cablehogar. Allí, la legisladora sostuvo que "no hay ningún sector político que en la Argentina tenga la varita mágica para resolver el problema de la seguridad", pero señaló que "Santa Fe está en un camino correcto, aunque cuesta mucho transitarlo". En ese marco, fue categórica al afirmar: "Va a haber muchos otros Mariano Bertini, eso lo tenemos que tener muy en claro", en referencia al joven de 22 años asesinado la noche del viernes 16 de agosto en una frustrada entradera a su casa de Lima al 800.

"Decir que habrá más Mariano Bertini es claudicante en medio de una lucha que hay que llevar adelante en todas sus formas", opinó Rubeo y siguió: "Primero hay que asumir que la realidad fue cambiando de acuerdo a lo que se fue combatiendo".

"No se acierta con las políticas que se deben aplicar, si no esto no se explica", observó. "Noto una falta de presencia significativa de las fuerzas policiales. Quizás estén afectados a otras tareas porque lo único que se ve en la calle es a Gendarmería", lanzó. Luego, señaló: "Hubo 4 años durante los cuales, la administración anterior dejó que las fuerzas policiales se autogobernaran, nos decían que los hechos eran protagonizados por vecinos en ajustes de cuentas".

Por su parte, y a nivel local, el concejal –también del Frente para la Victoria–Roberto Sukerman emitió un comunicado en el que, directamente, pide al ministro de Seguridad Raúl Lamberto, renuncie a su cargo.

"Desde que asumió en junio de 2012 la situación en todo el territorio provincial en materia de seguridad ha empeorado notoriamente. Respetamos su trayectoria política pero creemos que Lamberto debe dar claras muestras a la sociedad y dar un paso al costado", indicó.

En ese sentido, el jefe de bloque del FpV en el Palacio Vasallo, manifestó que "si uno hace un rápido repaso desde que Lamberto es ministro de Seguridad, en Rosario hubo 529 asesinatos. En octubre de 2012 se desató el narco escándalo que tuvo a Hugo Tognoli, ex jefe de policía, como principal protagonista. En lo que va del 2014 ya suman 170 las víctimas fatales. Nada menos que un homicidio cada 36 horas. Nadie niega la integridad moral de Lamberto; pero, innegablemente, el cargo le quedó demasiado grande".

En un pormenorizado análisis de la situación en materia de seguridad, el abogado constitucionalista y ex jefe de Ansés afirmó que "todos los días nos enteramos de nuevos hechos de corrupción policial que desnudan la trama de vinculaciones entre las fuerzas de seguridad provinciales y el mundo del delito. A eso debemos sumar la enorme lentitud demostrada por la máxima conducción de las políticas de seguridad en Santa Fe a la hora de adecuar estrategias a las cambiantes modalidades delictivas. Rosario no era una ciudad donde se produjeran salideras y entraderas. Los rosarinos veíamos cómo esas cosas pasaban en el conurbano bonaerense. Ahora pasan todos los días en la ciudad. Y se cobran víctimas fatales. No se puede ser gobierno y hablar como espectadores. No podemos seguir estableciendo al silencio como metodología contra el crimen"

En ese sentido, Sukerman llamó a un cambio urgente en las políticas de seguridad y un cambio de conducción: "La gestión de Lamberto está absolutamente desgastada y los rosarinos no nos merecemos una gestión que cuenta con 529 víctimas de la inseguridad y la violencia instalada en la ciudad. Debemos comprender que la seguridad es de izquierda y es de derecha. Tiene un contenido ideológico. Es un problema multi-causal e interdisciplinario, que no puede solucionarse únicamente mediante fórmulas mágicas de represión, prevención, disuasión y juzgamiento del delito. Estas políticas aplicadas unilateralmente, fracasan. Deben combinarse con otros mecanismos de inclusión social, equidad, salud y urbanización de territorios. Además, en cuestiones de seguridad ciudadana, es importante la implementación de políticas de Estado sobre el tratamiento de adicciones y nada de esto se ha hecho, lamentablemente."

Fuente: Rosario3.com