Rosario, Viernes 24 Noviembre 2017
Miércoles, 02 Mayo 2012

Lisfchitz: “Advierto una actitud de diálogo en el justicialismo”

Cero drama para Miguel Lifschitz. Responde sobre asuntos ásperos, como tener que gobernar con la Legislatura opositora, del déficit de caja, de los embates del justicialismo que apuntan a reducir recursos a la provincia, a Rosario y a Santa Fe o del dificultoso paso de los proyectos de emisión de Letras del Tesoro o la actualización impositiva. Pero, al menos en el terreno de lo aparente, nada parece vivirlo como un problema que merezca subir el tono o salirse de su eje. Quizás también porque habla de cuestiones que son parte de complejas negociaciones políticas por estos días. Aún así, queda siempre la sensación de que la máxima que guía al ex intendente de Rosario por los caminos de la política es: “El que se calienta pierde”. Y si no que el lector saque sus propias conclusiones en este reportaje al único senador socialista de Santa Fe y dueño de un capital de votos que es la envidia de sus pares.

 

—¿En qué estado quedaron las diferencias internas, después de las elecciones?

 

—Obviamente que esas diferencias existen pero me parece que el resultado electoral interno acomodó las realidades, las relaciones de fuerza dentro de la estructura partidaria tanto a nivel nacional como provincial. A nivel nacional tenemos renovación de autoridades en una elección que se va a hacer el 17 de junio, pero ya está prácticamente acordada una lista única que va a presidir Hermes Binner. En la provincia estamos en una etapa de tratar de superar aquellas diferencias y de fortalecer la estructura partidaria en relación de los desafíos para esta nueva etapa.

 

—Uno de los desafíos es gobernar en minoría. ¿Cómo ve el escenario hasta ahora?

 

— Es una experiencia inédita en Santa Fe, donde el gobierno no tiene mayoría en ninguna de las dos cámaras, lo cual implica un desafío distinto, mucha capacidad de diálogo y amplitud por parte del gobierno; y por otro lado exige responsabilidad y madurez por parte de la oposición. Hasta ahora, aunque transcurrió muy poco tiempo, en general advierto una actitud de diálogo del justicialismo en sus distintos sectores. Por supuesto que hay particularidades. Me parece que el gobernador tuvo una actitud de diálogo permanente con el partido de la oposición. En el arranque creo que vamos a poder lograr una cierta convivencia que le garantice cierta gobernabilidad a la provincia.

 

—¿Está asegurada la gobernabilidad?

 

—Creo que sí. Obviamente puede tener mayores  obstáculos o un camino allanado, esto va a depender del contexto general, del contexto nacional de la marcha de la economía. De las relaciones que se establezcan con el justicialismo en los próximos meses  y de la capacidad del gobernador y su equipo para liderar y llevar adelante, a pesar de las dificultades, los proyectos prioritarios del gobierno. En ese sentido lo veo bien ubicado al gobernador. Con un buen nivel de diálogo con la oposición y el gobierno nacional. Con algunas dificultades económicas pero que no son privativas de Santa Fe: las tiene el gobierno nacional, los municipios y las provincias, pero no creo que sea un obstáculo para llevar adelante los planes que tiene el gobierno para esta etapa.

 

—¿Qué tan grave es la situación de las cuentas públicas?

 

—Santa Fe es una provincia que tiene una estructura muy sana, porque tiene un nivel de endeudamiento muy bajo, ni externo ni nacional, a diferencia de la mayoría de las provincias. Buenos Aires, Córdoba, tienen niveles de endeudamiento altísimos. Santa Fe no, solamente tuvo este año un déficit de caja que le produjo una deuda flotante con proveedores y contratistas pero esto es mínimo en relación al monto total del presupuesto. Por eso digo que la situación no es para nada preocupante. Pero, lógico, en una estructura presupuestaria de gasto que es muy rígido, con un porcentaje muy alto que lo representan los salarios que no se pueden tocar, y otro porcentaje de gastos que son esenciales como la seguridad, educación o la salud, siempre la variable de ajuste termina siendo la obra pública. Esto es lo que estamos viendo en los últimos meses.

—Santa Fe tiene esas ventajas, pero el resultado es el mismo que en las provincias endeudadas: las obras públicas están paradas.

—Las otras (provincias)por empezar tienen Legislaturas muy favorables, esto les permitió a todas lograr ya en años anteriores y este año de nuevo actualizaciones tributarias como las que plantea el gobernador Antonio Bonfatti y lo hicieron con bastante facilidad y rapidez. Lo hicieron Buenos Aires, Entre Ríos con incrementos realmente muy importantes y Córdoba. Y por otro lado la afinidad política con el gobierno nacional les permite tener otras ayudas que por ahí Santa Fe no tiene, está claro. De todas formas entiendo que la situación no es alarmante para nada y que la vamos a poder sortear sin mayores dificultades.

 

—¿En qué posición ve al justicialismo en relación a los dos proyectos, el de Letras y e impositivo?

 

— Las letras fueron aprobadas por unanimidad y muy rápido en el Senado. Aunque se introdujeron cambios, el corazón del proyecto se aprobó. En Diputados se está demorando. Ahora empezamos a conversar la reforma tributaria, que puede llevar más tiempo de debate, pero no escuché posiciones de rechazo o negativa al proyecto salvo algún referente de poco peso en la estructura del justicialismo. Me da la sensación de que hay predisposición.

 

—Uno de los temas conflictos en materia impositiva es la dificultad para gravar a la industria.

 

—Sí, pero no está incluido en la propuesta.

 

—Hay sectores de la oposición que quisieran incluir ese aspecto. ¿Es posible que surja en el debate parlamentario?

 

—Bueno, salvo que haya propuestas en ese sentido. Hay visiones distintas y encontradas sobre el tema. Incluso en el FPCyS hay distintas opiniones sobre si aplicar Ingresos Brutos a la industria. Creo que hay separar lo que es la Pyme industrial de las grandes industrias. Hay industrias de alta rentabilidad, cuyo producto final no está destinado al mercado interno y por lo tanto no hay riesgo de que esa modificación tributaria pueda influir en el bolsillo del trabajador o de los sectores medios.

 

—Da la impresión que el gobierno prefiero sacarlo del proyecto para que no sea impedimento al tratamiento del conjunto.

 

—Sí, es evidente que en el proyecto anterior del gobernador Binner fue el punto de discordia fundamental en el que se sustentó parte importante de la oposición, por lo que entiendo que en esta oportunidad se buscó evitar esa división de opiniones.

 

—Volvamos al desafío de tener que gobernar en minoría. La boleta única es la responsable de que el FPCyS esté gobernando con minoría?

 

—….Sí… probablemente la boleta única y la forma en que se implementó en Santa Fe facilitó eso. Es decir el hecho de que hubiera cuerpos independientes entre los cargos al Ejecutivo y al Legislativo con boleta única contribuyó a que hubiera una dispersión mucho mayor del voto, y favoreció a aquellas listas que tuvieran candidatos de mayor convocatoria electoral. Pero bueno, es parte de un aprendizaje y nos va a obligar a todos a pensar muy bien a quién ponemos al frente de las listas y a procurar el mismo esfuerzo de campaña a todas las categorías.

 

—¿Cree necesario pensar alguna reforma para próximos comicios?

 

—Yo entiendo que las listas legislativas deben acompañar a los candidatos ejecutivos porque uno vota un proyecto, entonces tiene que tener una sintonía entre el Legislativo y el Ejecutivo, sino ocurre lo que pasa hoy, que la gente respalda a un gobernador, a un equipo de gobierno, y después tiene una cantidad de dificultades por no contar con un sustento mínimo en la Legislatura. Manteniendo el sistema de boleta única también se podría pensar en unificar los cuerpos de Ejecutivo y Legislativo, pero bueno, no es un tema que hoy esté en debate ni creo que sea oportuno en este momento.

 

—Hay sectores justicialistas que contratacan al gobierno con planteos como cambiar la distribución del Fondo Federal Solidario (Fondo Sojero), la eliminación de los nodos, que el Fondo de Obras Menores sea de coparticipación automática… ¿Qué opinión tiene?

 

—Seguramente muchos de estos temas van a surgir en los debates de la reforma tributaria. Creo que hay que conversarlos, algunos pueden tener algún grado de razonabilidad, como incorporar Obras Menores como un porcentaje de la coparticipación. Pero con estos temas hay que tener mucho cuidado, particularmente lo tengo que tener yo como senador de Rosario y mi colega de la capital provincial, para que no se perjudique a las dos grandes ciudades, que casualmente son gobernadas por el FPCyS, y perdamos recursos.

 

—Se refiere a planteos como Rosario y Santa Fe no cosechan soja pero viven de la soja.

 

—Sí, no siembran soja; ya tienen demasiado; uno las ha escuchado muchas veces, pero habiendo sido intendente tantos años uno lo sabe: recibimos muchos recursos, pero tenemos una magnitud de problemas y demandas que no tienen otras ciudades.. 

Info adicional

  • Fuente: Cruz del Sur
Noticias de Encuentro Argentino de Transporte Fluvial
  • Presentación Anuario Hidrovías del Mercosur

    Presentación Anuario Hidrovías del Mercosur En el Marco del XXVII Seminario Internacional de Puertos, Vías Navegables, Transporte Multimodal y Comercio Exterior, el martes 28 de noviembre a las 17.30 hs se presentará el Anuario "Hidrovias del Mercosur". Iniciativa del Instituto de Desarrollo Regional de Rosario[…]

    Leer más...
Noticias de Infrapublica.com

Cotizaciones

Dolar ${dolar_c} / ${dolar_v}
Euro ${euro_c} / ${euro_v}
Real ${real_c} / ${real_v}