Imprimir esta página
Jueves, 01 Marzo 2012

Escándalo en Diputados por nombramiento de parientes

El ministro Antonio Ciancio se fue ayer de la Legislatura sin ofrecer pruebas ni convencer al arco opositor por los apagones que azotaron a Rosario y Santa Fe, pero además, enojado, por una pregunta directa que lo obligó a admitir que designó como empleados de la EPE a su propio hijo, a su nuera y a parientes de otros funcionarios del gobierno de Antonio Bonfatti para que conozcan la empresa desde adentro. La confesión política cambió el eje del debate sobre la crisis energética y terminó en un altercado con la diputada del PJ, María Eugenia Bielsa, autora del interrogante que desubicó al ministro. "Dígame, diputada, ¿cómo se hace para tener un Registro del Automotor en Rosario?", la chicaneó Ciancio. "A dedo", le contestó Bielsa. Y le volvió a recordar que él había nombrado en la EPE no sólo a sus parientes sino también al hijo del secretario de Servicios Públicos, Alejandro Boggiano y a un hijo de la secretaria de Arquitectura de la provincia, Silvana Codina, esposa del ex gobernador Hermes Binner, entre otros. "Ciancio le faltó el respeto a la Cámara de Diputados y las agresiones a Bielsa son típicas de un ministro que cuando no tiene razón agrede, desacredita y hasta insulta", dijo otro de los agredidos, el diputado Mario Lacava.

La sesión se dividió en dos partes. La primera, semi secreta, porque se prohibió el acceso de la prensa con el argumento de que ya no había más lugar en el despacho del presidente de la Cámara de Diputados, Luis Rubeo, escenario del debate. Ciancio y el jefe de la EPE, Daniel Cantalejo llegaron junto a más de quince funcionarios que ocuparon buena parte de una oficina con capacidad para treinta personas. Incluso, dos colegas que habían logrado sortear la veda, después, fueron obligados a retirarse. Recién sobre el final, las puertas se abrieron para todos los cronistas, entre ellos, Rosario/12.

Uno de los puntos de la discordia era la desinversión en la EPE en los cuatro años del gobierno de Binner. "Prometieron invertir 1.036 millones y sólo invirtieron 634 millones, el 63 por ciento de lo presupuestado", planteó el diputado Mario Lacava. Ciancio lo negó, dijo que la suma no era real y que la inversión en la gestión Binner había superado los 1.022 millones porque incluye obras de gobiernos anteriores. Lacava le pidió entonces la documentación que respalde sus dichos. "Le pedimos que traigan los papeles. No los trajeron. Y hasta tanto eso no ocurra, yo voy a pensar lo mismo", advirtió.

  • Con usted, siempre la misma cuestión -saltó Ciancio.

 

  • Mire, para hacerme enojar a mi hace falta mucho más de lo que usted me va a decir -retrucó Lacava. Y anunció que hoy, la Cámara de Diputados aprobará un pedido de informes para que Ciancio responda por escrito. "No podemos venir a una reunión de tres horas a escuchar lo mismo y que no aclare nada. Está claro que no invirtieron lo que prometieron invertir -agregó el legislador.

 

  • Nunca nos vamos a poner de acuerdo porque usted no escucha lo que decimos. Tenga la seguridad de que los números que presentamos están avalados por la documentación -insistió el ministro.


El clima se recalentó más cuando el socialista Raúl Lamberto sugirió que detrás de la quita de los subsidios nacionales a la EPE (casi 40 millones en dos meses) había una velada intención de privatizar la empresa. "Ese es un comentario inoportuno y malicioso", le contestó Bielsa. "Nadie está pensando en privatizar la EPE. No es un tema en debate, nadie habló de eso", dijo.

Ya habían pasado tres horas de cruces y chicanas, así que Rubeo dio por terminada la reunión. Ciancio se levantó, dio media vuelta y trató de desquitarse con Bielsa, que estaba sentada a su espalda: "Dígame diputada, cómo se hace para tener un Registro del Automotor en Rosario?", le preguntó. "Le voy a contestar, ministro: se otorgan a dedo. Mi padre lo tuvo durante 17 años", dijo. Algunos legisladores que la rodeaban le pidieron que no responda a la provocación. "No le contestes, María Eugenia".

Pero Bielsa siguió: "Y usted nombró en la EPE a su hijo, a su nuera, al hijo del secretario Boggiano y a los hijos de la señora Codina". La chicana del ministro molestó a otros. "Es un desubicado", protestó el diputado Avelino Lago. "Una vergüenza", se escandalizó Miriam Cinalli, del PRO. El ministro simuló no escuchar, mientras avanzaba hacia el hall de la Legislatura.

En realidad, el cruce entre Bielsa y Ciancio había comenzado cuando los periodistas estaban afuera. "Hace poco el ex senador Juan Carlos Zabalza dijo que los problemas de la EPE eran problemas de personal, no de recursos. Luego, el diputado Darío Vega (PJ) planteó que en Las Toscas el problema era de personal, porque tenían sólo seis personas para atender la zona. Entonces, yo comenté que tenía la información, y me la ratificó el ministro Ciancio, que su hijo, su nuera, el hijo de Boggiano y uno o dos hijos de la esposa del ex gobernador Binner, la arquitecta Codina, habían sido designados en la EPE, en algunos de los 190 cargos creados por la Legislatura. Le pregunté si hubo concursos y me dijo que no", explicó Bielsa.

Lacava dijo que Ciancio "le faltó el respeto a la Cámara de Diputados porque llegó sin papeles firmados" y consideró que las "agresiones contra la diputada Bielsa y contra mi persona son típicas del ministro Ciancio, cuando no tiene razón agrede, desacredita y hasta insulta".

Fuente: Rosario12