Imprimir esta página
Viernes, 20 Enero 2012

Rossi y el comercio exterior

Escrito por 

Las visiones sobre el modelo. El presidente de la Cámara de Comercio Exterior de Santa Fe Jorge Sobrero calificó de “afrenta al comercio exterior” una resolución de la Afip sobre importaciones; recibiendo como tajante respuesta del diputado nacional Agustín Rossi que “detrás de las críticas a las nuevas normativas para las importaciones hay grandes intereses económicos que plantean sin tapujos ‘el error’ de promover un proceso de sustitución de importaciones”. 

La Cámara de Comercio Exterior de Santa Fe, en cambio cree que “pensar este tipo de medidas como instrumentos para salvaguardar a la industria nacional constituye una verdadera falacia que sólo persigue lograr un impacto mediático, con poco o nulo impacto en el mediano y largo plazo”.

Jorge Sobrero le pidió al gobierno de Antonio Bonfatti que “ayuda a rechazar la resolución 3252 de la Afip “crea un sistema por el cual los importadores deben requerir autorización antes de hacer una operación, la cuál una vez otorgada, recién los habilita para concretar la importación”.

La Cámara de Comercio Exterior de Santa Fe hizo notar que “la citada Resolución nada dice respecto de la eliminación de los Sistemas de Control de Importaciones ya existentes, léase Licencias Automáticas y No Automáticas, por lo cual estaríamos en presencia de una acumulación de plazos de muy difícil determinación”, agregando que “estas restricciones, de mantenerse en el tiempo, seguramente generarán no pocos inconvenientes en muchas empresas, incluso de aquéllas a las cuáles la medida apunta a proteger, al punto de llegar a detener sus procesos productivos”.

Agustín Rossi salió con los tapones de punta y lisa y llanamente se despachó contra los dirigentes políticos que apoyaron los reclamos de entidades como la Cámara de Comercio Exterior de Santa Fe señalando que “es increíble que la oposición política, una vez más, opte por defender a las corporaciones en lugar de ponerle el hombro a un gobierno en estas disputas cruciales para la democratización de sectores económicos con alto nivel de concentración”.

La entidad santafesina que representa a quienes exportan e importan hizo hincapié en que “hoy la Argentina no es competitiva en muchos productos: en algunos casos por calidad, en otros porque no se produce la cantidad necesaria para abastecer el mercado interno o en otros porque no se elaboran los tipos de productos que satisfagan determinadas necesidades específicas”; a la vez que manifestó “a favor de preservar la industria nacional”, advirtiendo que “este régimen de importaciones conspira contra los mejores sentimientos y que en un plazo más o menos prolongado, afectará directamente a nuestras exportaciones; tarde o temprano, aquéllos países hoy perjudicados por esta medida, impondrán sanciones al ingreso de nuestros productos”.

Agustín Rossi no ahorró conceptos para defender las decisiones del gobierno nacional y recordó que “desde el triunfo de Cristina Fernández de Kirchner, en octubre pasado, venimos presenciando en la Argentina un nuevo intento de diversas expresiones del poder corporativo para hacer prevalecer sus intereses sectoriales por sobre el interés general del pueblo argentino”, dejando en claro que “los argentinos deben estar tranquilos: la Presidenta y su equipo tienen muy claro que no hay interés sectorial que pueda estar por encima del bienestar del conjunto del pueblo”.

A todo esto, representantes técnicos de equipos de electrónica e informática hicieron notar su preocupación por la demora de mas de treinta días en conseguir repuestos importados para computadoras, equipos electrónicos y televisores LCD o Led.

Darío Schueri

Columnista del diario La Opinión de Rafaela y LT29 de Venado Tuerto. Columnista de Sin Mordaza.