Rosario, Viernes 24 Noviembre 2017
Martes, 05 Mayo 2015

Voto rosarino, modelo para armar

Escrito por 

El oficialismo intentará validar el "voto frentista" como mayor garantía de triunfo. El PRO deberá dar un mensaje de futura gobernabilidad. Sukerman y Grandinetti buscarán evitar escenarios de polarización.

El tiempo poselectoral, que debió haber transitado entre el análisis de los resultados y la apertura de un período de reflexión entre electores y candidatos, devino en un histérico zafarrancho de dudas, dedos acusadores y respuestas hilarantes por la casi totalidad de la clase política santafesina.

Cuando pase el temblor del escrutinio y sus derivados, vencedores y vencidos de las primarias rosarinas deberán terminar de aprehender los mensajes de las urnas y, en esa decodificación, se sellará la suerte en la parada final del 14 de junio.

El voto castigo que la mayoría de los rosarinos prodigaron al socialismo ha tenido acuse de recibo en las principales referencias del partido que desde más de dos décadas conduce el destino de la ciudad. Ahora se tratará de llevar a la práctica en muy poco tiempo esa saludable autocrítica que, sin embargo, debió haber llegado mucho antes, incluso como una cuestión de supervivencia electoral.

Se ha observado en los últimos días un aumento en el despliegue de fuerzas de seguridad y del municipio que responde a la lógica de lo que las clases medias le facturaron al oficialismo. La seguridad es el principal valor que los rosarinos demandan a los gobiernos provincial y municipal, algo que no pudo ser interpretado cabalmente salvo cuando los resultados horadaron la piedra de la continuidad. Sin embargo, esa cuestión, ha sido sobrediagnosticada en el análisis y ahora la evaluación de lo que pasó y la proyección de lo que puede pasar transitará por otros carriles.

Pertenencia. Fein necesitará del voto de quienes en las Paso sufragaron por Pablo Javkin EM_DASHquien más temprano que tarde saldrá a respaldar a la intendenta, algo que corresponde por su pertenencia al Frente ProgresistaEM_DASH pero deberá extender esa influencia a votantes que en la compulsa del 19 de abril se inclinaron por algunas de las otras opciones.

Ese mix de acuse de recibo de las facturas que pasaron los rosarinos y la apelación a la memoria emotiva por todas las realizaciones positivas que ha hecho el socialismo en otros tiempos son las balas de plata que le quedan al partido de gobierno ante una oleada de votos que pareció volcarse a una oferta de "cambio".

Desde las cercanías de la intendenta confiaron que la nueva campaña en ciernes apelará a una concepción "frentista", que tendrá como ejes las propuestas que en las primarias hicieron Javkin y la concejala María Eugenia Schmuck. "Viene una campaña distinta pero, además, ya hay acciones distintas. Mónica (Fein) recibió el mensaje de las urnas", confió una fuente municipal.

Por primera vez el socialismo rosarino tuvo severos problemas de comunicación política, algo que había sido su fuerte hasta aquí y que lo obligó a cambiar sobre la marcha para obtener mejores resultados en lo que se viene.

La apelación al Frente Progresista es, además, una variable de triunfo —la única— que arrojó el resultado de hace 15 días atrás: la alianza oficialista superó por ocho puntos al PRO, el gran adversario que la acecha.

El factor Anita. Anita Martínez se ha revelado como la pesadilla para la continuidad en el tiempo de la coalición rosarina. La concejala ha surfeado en estos dos años las recurrentes tensiones entre oficialistas y opositores, dedicándose a caminar los barrios, sin involucrándose en las comidillas políticas y repitiendo como un mantra dialéctico "la cercanía con la gente".

En su equipo de campaña son sencillos a la hora de explicar cómo seguirá la campaña de la periodista y modelo: "Contacto con la gente barrio por barrio y casa por casa". Pese a que el marketing electoral del PRO es una formidable maquinaria propia de los nuevos tiempos, se afincó allí el auge de los "actos móviles", tan propios de los años 80. Los políticos que ganan, además, son los que la gente todavía ve en sus barrios.

El déficit de Martínez estuvo en las primeras seccionales, donde influye y talla un voto más exigente. "Vamos a trabajar con equipos y propuestas para mejorar en esas seccionales", abunda un operador del macrismo rosarino. Pese a que esas son las capas donde el mensaje del PRO local debe perforar aún más, el voto a Anita fue muy parejo en toda la ciudad.

Aunque todos los indicios parecen sugerir una fuerte polarización entre Fein y Martínez, desde el peronismo Roberto Sukerman rechaza esa percepción y cree que lo que se abre ahora es una nueva elección. "Hay que mostrar qué quiere hacer cada uno y qué hizo. Fein gestionó mal y Anita no gestionó nunca nada. La ciudad necesita un liderazgo", dicen cerca del candidato del Frente Justicialista para la Victoria.

En el peronismo no dejan de lado tampoco el "factor nacional" que creen se meterá de lleno en las campañas a gobernador e intendente y que permitirá debatir también cuestiones de "modelos en pugna".

El cuarto candidato que quedó en pie tras las primarias es Alejandro Grandinetti, quien hizo una dignísima elección tratándose de su debut electoral, y perfilando un discurso que estuvo muy atento a lo que finalmente el ciudadano rosarino dejo expresado en las urnas: el desvelo por la inseguridad.

"El enojo ya se manifestó y se eligió un cambio. Ahora no optemos por la improvisación", sostiene el periodista, apelando a ese leit motiv de los manuales de la política que razona: en las primarias se vota con el corazón y en la general con la razón. La "rosarinización" de la campaña como nuevo objetivo (con más presencia del candidato en todos los barrios y menos presencia de referencias nacionales de Sergio Massa) hace pensar a Grandinetti en un escenario que evite la polarización.

Como el mar cuando deposita la espuma en la arena, las primarias han dejado mensajes claros, directos y ejemplificadores. El rosarino está enojado y quiere cambios. Falta definir quién canalizará y hacia donde va esa ola que parecería trazar un nuevo horizonte.

El oficialismo jura y perjura que la señal no fue hacia afuera del Frente Progresista sino que se circunscribió a políticas erradas del socialismo gobernante. En la oposición creen que el golpe de timón es en busca de otras playas y que la coalición oficialista ya quemó sus naves.

Lo que sí ha quedado claro es que el mensaje de los habitantes de la principal ciudad —al fin el motor de toda la provincia— toca de lleno a todos los candidatos del Frente Progresista. Miguel Lifschitz, para poder doblegar a Miguel Del Sel, también necesitará de una sustancial mejora en la intención de voto en la urbe que gobernó durante 8 años.

Y tampoco es un dato menor que la muy buena performance que Antonio Bonfatti tuvo como diputado provincial en todo el resto de la bota se vio desdibujada en Rosario.

Todas las cartas están sobre la mesa. Habrá que esperar para saber quién las juega mejor con escenarios que siguen abiertos.

Mauricio Maronna

Jefe de la seccion Política del diario La Capital

Noticias de Encuentro Argentino de Transporte Fluvial
  • Presentación Anuario Hidrovías del Mercosur

    Presentación Anuario Hidrovías del Mercosur En el Marco del XXVII Seminario Internacional de Puertos, Vías Navegables, Transporte Multimodal y Comercio Exterior, el martes 28 de noviembre a las 17.30 hs se presentará el Anuario "Hidrovias del Mercosur". Iniciativa del Instituto de Desarrollo Regional de Rosario[…]

    Leer más...
Noticias de Infrapublica.com

Cotizaciones

Dolar ${dolar_c} / ${dolar_v}
Euro ${euro_c} / ${euro_v}
Real ${real_c} / ${real_v}