Rosario, Sábado 18 Noviembre 2017
Lunes, 12 Enero 2015

Política santafesina en la víspera

Escrito por 

El socialismo necesita de la ayuda radical para extender el protagonismo de Lifschitz. Del Sel aún no decidió formalmente si Boasso será su vice. Bielsa recibió a un "emisario" de la Casa Rosada.

La política provincial santafesina atraviesa un período estival inédito: la víspera electoral pone a un pequeño conglomerado de dirigentes con la adrenalina a la par de las bochornosas temperaturas, ante una sociedad que mira de reojo —o ni siquiera observa— los aprontes para los trascendentales meses que están al caer.

El socialismo ha decidido poner a jugar a todas sus referencias, en lo que constituye la aceptación de las dificultades del presente a la hora de la gestión. La decisión de Antonio Bonfatti de anunciar su candidatura a diputado provincial busca penetrar por estas horas en la transversalidad del Frente Progresista.

El partido de gobierno no puede darse el lujo ni está en condiciones de afrontar las Paso sólo con los propios y, por eso, no son pocos los radicales que por estas horas vuelven a cruzar el Jordán para apoyar a un precandidato a gobernador que no será de boina blanca.

Lo admite sin rubor Miguel Lifschitz en la entrevista que hoy publica LaCapital (ver página 14). Allí también blanquea que está por debajo de Miguel Del Sel en las encuestas, aunque —justo es decirlo— no tiene los niveles de conocimiento que sí posee el candidato a gobernador del PRO.

Lifschitz necesita que los planetas se alineen y, para eso, apuesta a una jugada a tres bancas. Ganar la interna y evitar previamente que el radicalismo se abroquele como partido detrás de la candidatura de Mario Barletta, evitar fugas tras una victoria en las Paso y apostar a que el PJ y el massismo les saquen votos a Del Sel.

Clases medias e inseguridad. Al margen de las mesas de arena y la rosca permanente, lo que más necesita el candidato oficial del socialismo es que la inseguridad pueda ser domada por el gobierno provincial. Los recurrentes episodios de violencia vinculados al delito, la escasa visibilidad de la policía provincial y el retiro de la mayoría de los gendarmes constituyen una gran preocupación para todos los sectores, incluidas las clases medias urbanas, hasta aquí, y en buena parte, votantes históricas del socialismo. Hoy esa franja está enojada por la ausencia de seguridad.

Como se escribió en esta columna hace siete días, los costos y beneficios del devenir de este combate contra la inseguridad recaerán sobre la piel de los gobernantes pero se trasladarán a los candidatos. El 80 por ciento de los rosarinos considera que la inseguridad y el narcotráfico son los principales problemas y déficits de las gestiones.

Por el lado del PRO, Del Sel aún no definió en lo formal si Jorge Boasso será su candidato a vicegobernador, aunque niega que se haya molestado con operadores nacionales del macrismo que tomaron la decisión de convencer a Boasso. "Puede ser Boasso, puede ser (Luciano) Laspina o puede ser (Ricardo) Spinozzi el que acompañe en la fórmula", dijeron ayer a este diario cerca del ex Midachi.

Hasta la aparición en escena del concejal radical, todo apuntaba a un postulante a vicegobernador peronista, capaz de captar votos rebeldes a la interna kirchnerista que asoma en el PJ. De ahí que apareciera el rumor sobre el malestar de Del Sel. "No hay tal cosa. Lo importante es que sea alguien capaz y honesto", dijo el diputado nacional, quien se reunió el viernes con casi 40 dirigentes santafesinos. En la semana también se confirmó que el periodista deportivo Miguel Tessandori estará en la lista de candidatos a diputado provincial.

La gran duda de la política santafesina sigue teniendo nombre y apellido: María Eugenia Bielsa. La ex vicegobernadora recibió esta semana la visita del presidente de la Cámara de Diputados, Julián Domínguez, quien llegó a Rosario para escuchar el diagnóstico de Bielsa. "Mi 50 por ciento está decidido, yo quiero ser candidata a gobernadora. Que el gobierno nacional o el resto del peronismo ponga el otro 50 por ciento", habría dicho la arquitecta.

El 50 por ciento de Bielsa. La demanda de Bielsa tiene que ver con la necesidad de un "peronismo competitivo" que muestre voluntad real de ganar la provincia de Santa Fe, pero esto tiene que ver también con las intenciones del gobierno nacional. "Escúcheme, los socialistas ponen toda la carne al asador: Bonfatti encabeza la lista a diputado provincial y, encima, viene (Florencio) Randazzo y le ofrece ser su candidato a vice. ¿De qué estamos hablando? Ahora resulta que van a inaugurar el tren Rosario-Buenos Aires un mes antes de las primarias. ¿Usted quién cree que se beneficia con eso, el peronismo santafesino o los socialistas?", se escuchó decir en forma de catarsis en cercanías de la protagonista de la historia.

La interna clave. En paralelo al formateo de la política electoral santafesina, el gran interrogante nacional sigue transitando por el devenir de la interna kirchnerista nacional. Daniel Scioli EM_DASHel mejor posicionado para ser el referente oficialista en octubreEM_DASH recibió una nueva y sorprendente tunda de parte del kirchnerismo duro que, de ningún modo, pudo haber pasado desapercibido en el cuerpo y alma del gobernador.

Scioli y la presidenta de la Nación parecieron estar embarcados en "juegos de guerra" poco conocidos para el gran público tras el desaire de Cristina a la hora de la inauguración de un tercer carril de la autopista Buenos Aires-La Plata. Ni lerdo ni perezoso, el gobernador apareció en campamento del enemigo declarado del kirchnerismo (el Espacio Clarín en Mar del Plata), intercambió mohínes con la imitadora de la jefa del Estado y levantó olas rojas de furia en la vereda de Balcarce 50.

Pese a los enfrentamientos constantes, Cristina no ha mostrado hasta ahora un enfático apoyo hacia alguno de los rivales de Scioli, quien será el directo beneficiario del poroteo que se dará en las Paso entre tantos candidatos de kirchnerismo paladar negro.

Claro está, habrá que esperar para saber si el estado de las cosas en el aquí y ahora no se modifican cuando la campaña tome otro cariz. Hasta ahora el poder real histórico del PJ (léase los gobernadores) no ha tomado parte en la discusión, salvo el misionero Maurice Closs, quien se puso del lado de Scioli.

La resolución de esa interna repercutirá directamente en el mapa político global y podría obligar a replanteos en los campamentos opositores. Allí las canciones siguen siendo las mismas: flirteos entre Mauricio Macri y la UCR, guerra larvada de encuestas y poca diferencia comparativa a la hora de la propuesta.

A diferencia del calendario santafesino, donde todo se dirimirá en el corto plazo, a la campaña nacional le quedan demasiadas estaciones por recorrer. Y modelos para armar.

Mauricio Maronna

Jefe de la seccion Política del diario La Capital

Noticias de Encuentro Argentino de Transporte Fluvial
  • Presentación Anuario Hidrovías del Mercosur

    Presentación Anuario Hidrovías del Mercosur En el Marco del XXVII Seminario Internacional de Puertos, Vías Navegables, Transporte Multimodal y Comercio Exterior, el martes 28 de noviembre a las 17.30 hs se presentará el Anuario "Hidrovias del Mercosur". Iniciativa del Instituto de Desarrollo Regional de Rosario[…]

    Leer más...
Noticias de Infrapublica.com

Cotizaciones

Dolar ${dolar_c} / ${dolar_v}
Euro ${euro_c} / ${euro_v}
Real ${real_c} / ${real_v}