Rosario, Domingo 19 Noviembre 2017
Lunes, 15 Diciembre 2014

El 2015 se adelanta en Santa Fe

Escrito por 

El gobernador Bonfatti definió el cronograma electoral y evitó la nacionalización de las campañas locales. El futuro mandatario electo deberá convivir seis meses con el saliente.

A exactos 6 meses de las elecciones que definirán el gobernador y vice, los intendentes, los Concejos y las Cámaras legislativas, el santafesino común lejos está de interiorizarse sobre el derrotero de la campaña y las especulaciones que, a ritmo febril, envuelven por estas horas el microclima de la política provincial.

El gobernador Antonio Bonfatti les cerró las persianas a las especulaciones y dispuso adelantar lo máximo posible el turno electoral santafesino. Como nunca antes en la historia institucional de la posdictadura, Santa Fe tendrá a sus autoridades electas seis meses antes del traspaso institucional.

El dato comparativo del calendario no es menor. Si el próximo mandatario electo no se referencia en el partido de gobierno ese amplio período se hará de cumplimiento imposible para Bonfatti. Ni en Santa Fe ni en ninguna otra provincia —mucho menos en la Nación— podrían convivir mandatario entrante y mandatario saliente durante tiempo. Si el sucesor de Bonfatti es Miguel Lifschitz, deberá tener paciencia y nervios de acero para acompañar el larguísimo final de mandato.

Bonfatti no quiso que la campaña nacional se presente en la provincia como la cola de un huracán que sacudirá todos los cimientos. Lo que hizo el actual titular de la Casa Gris estampando la firma para que el 13 de febrero se cierren las listas, el 19 de abril se realicen las primarias y el 14 de junio las generales, fue evitar la nacionalización y admitir en los hechos que el Frente Amplio Unen (FAU) está tan lejos de poner un presidenciable en el ballottage como Rosario de Alaska.

Cepo a la nacionalización. Poniéndoles nombres propios, los socialistas quisieron evitar que los crecimientos en los sondeos de Mauricio Macri, Daniel Scioli y Sergio Massa se entrometan en plena tarea proselitista insuflándoles viento de cola a Miguel Del Sel y al candidato peronista que salga a la luz tras la demorada "unidad" declamada hace un par de meses.

Toda una curiosidad si se tiene en cuenta que hoy por hoy el Frente Progresista en general, y el socialismo en particular, siente ansiedad y deseo de que el PJ alumbre una fórmula competitiva que divida el voto opositor en, al menos, dos mitades y evite un escenario de polarización como el que en 2011 le permitió al PRO estar a un tris de cantar victoria.

"A falta de colectoras, el socialismo necesita que se le disperse el voto a Del Sel y por eso vieron con buenos ojos el lanzamiento de (Eduardo) Buzzi por el massismo, pero que no se confundan: la sociedad no es tonta y el que se cansó del socialismo va a votar al que tenga más chances. La gente polariza por sí misma", dijo a LaCapital un operador nacional del macrismo que sabe de la importancia táctica de las elecciones de Santa Fe, como prolegómeno a las nacionales.

Ese escenario imaginario trae dudas si es que María Eugenia Bielsa se convierte en la candidata del peronismo. Allí hay quienes sostienen que se avizoraría un escenario de tres tercios, pero esa fotografía no se dio nunca en los últimos procesos electorales.

De aquí hasta el día de las elecciones, el socialismo tendrá un único objetivo: intentar aupar las chances de Lifschitz haciéndolo conocido en el centro norte y centro sur de la provincia de la mano del aparato del gobierno y de la capacidad territorial que el Frente Progresista fue ganando desde que logró el poder en 2007. Pero, para lograrlo, necesitará de los intendentes radicales, mayoría en el espacio de la coalición.

El dilema radical. Se entiende allí el porqué de la petición de Lifschitz en pos de alcanzar una fórmula consensuada con la UCR. De todos modos, el sistema de boleta única licúa las tracciones y las adhesiones explícitas de tipo partidario. Los antecedentes inmediatos muestran que no pocos radicales traspasaron las vallas y se abrazaron a las listas socialistas. En 2011, Bonfatti encontró en Jorge Henn una avanzada radical para completar su fórmula y quitarle peso a las aspiraciones de Mario Barletta.

Lo primero que deben lograr los radicales para poder ganarle alguna vez la candidatura a gobernador al socialismo es recuperar la autoestima. Inexplicablemente para quienes no están al tanto de las eternas internas ucerreístas, la semana pasada fue el diputado provincial Maximiliano Pullaro el que le bajó el precio al correligionario Barletta. "Hoy por hoy su candidatura no tiene consenso mayoritario adentro de la UCR", dijo el legislador.

El radicalismo —si es que alguna vez quiere gobernar Santa Fe— debe presentarse a las primarias con candidato propio aun perdiendo en la instancia de 2015 pero, por sobre todo, debe conseguir alguna vez affectio societatis entre su propia dirigencia.

El futuro del kirchnerismo. En el plano nacional, el kirchnerismo atraviesa una realidad bifronte. Al tiempo que gana todas las votaciones que se propone en el Parlamento, siente el rigor de fin de ciclo en la arena judicial. Sabe la presidenta de la Nación que el día después de los comicios nacionales lo mejor que le puede pasar es que alguien del redil sea el continuador de su mandato o, en su defecto, que su espacio siga reteniendo la primera minoría en Diputados.

Para ambas cuestiones, es imprescindible que el candidato presidencial sea Daniel Scioli. Cualquier alternativa que no se ajuste a ese encuadre le hará sentir el rigor del despoder, algo que por estos días avisan los jueces que investigan su patrimonio o le toman el pulso cotidiano al vicepresidente Amado Boudou.

Por las dudas, Cristina lo mandó a Florencio Randazzo a posar para la foto con el gobernador bonaerense, en una clara vuelta de tuerca respecto del pasado inmediato. "La presidenta dejó en claro que los quiere juntos, aunque Randazzo después volvió a criticarlo a Daniel por la gestión. Si está esperando que el gobernador le conteste, que espere tranquilo, eso nunca sucederá", dijo una fuente de la Gobernación que acompañó a Scioli en su visita de ayer a Armstrong y Las Parejas.

Adrenalínicos, alrededor del ex motonauta sostienen que cierra el año con un repunte en su imagen y que, con la unidad del peronismo, un escenario de primera vuelta no es una utopía. "Sí era una fantasía al comienzo de año, donde todavía estaba fresco el triunfo de Massa en la elección legislativa y lograba mantener la iniciativa en la agenda mediática", diagnostican.

En la oposición, mientras cada uno juega su juego, empiezan a mirar de reojo el crecimiento electoral de Scioli. Cuanto más cerca esté del 40 por ciento —la llave para ganar sin ballottage— más crecerán las especulaciones sobre un reordenamiento opositor que atraviese el filtro de una gran primaria común.

A diferencia de Santa Fe, donde en seis meses todo el panorama institucional estará definido, a la política nacional le faltan muchos pliegues y repliegues. Las pequeñas y las grandes historias están aún por escribirse.

Mauricio Maronna

Jefe de la seccion Política del diario La Capital

Noticias de Encuentro Argentino de Transporte Fluvial
  • Presentación Anuario Hidrovías del Mercosur

    Presentación Anuario Hidrovías del Mercosur En el Marco del XXVII Seminario Internacional de Puertos, Vías Navegables, Transporte Multimodal y Comercio Exterior, el martes 28 de noviembre a las 17.30 hs se presentará el Anuario "Hidrovias del Mercosur". Iniciativa del Instituto de Desarrollo Regional de Rosario[…]

    Leer más...
Noticias de Infrapublica.com

Cotizaciones

Dolar ${dolar_c} / ${dolar_v}
Euro ${euro_c} / ${euro_v}
Real ${real_c} / ${real_v}