Rosario, Jueves 23 Noviembre 2017
Lunes, 27 Octubre 2014

Pescando en mares revueltos

Escrito por 

A un año de las elecciones nacionales aparece ahora un escenario de tres tercios. El FAU necesita salir de su clima de tensión casi permanente para poder posicionarse como competitivo frente a Macri, Massa y Scioli.

A un año casi exacto de las elecciones a presidente de la Nación (serán el 24 de octubre de 2015) se ha abierto la temporada de caza y pesca de las principales referencias no kirchneristas en pos de ensanchar una red que, hasta ahora, no es suficiente para llegar al poder.

Así como no hay tres encuestas que expresen lo mismo, tampoco hay entre los candidatos sensación explícita de triunfo seguro. El escenario de tres tercios entre Mauricio Macri, Sergio Massa y el Frente para la Victoria sigue siendo predominante, aunque con algunos valores y disvalores de las últimas semanas que marcan crecimiento en el candidato del PRO, estancamiento en el Frente Renovador y ascenso leve en el caso del gobernador bonaerense.

Macri deberá mantener hasta el último momento números en alta no sólo para poder ingresar al ballottage sino para sacar de escena a Massa, con quien comparte porciones de voto de clase media, algo que quedó demostrado en los comicios legislativos de 2013, cuando el macrismo se incorporó a las listas del Frente Renovador en provincia de Buenos Aires.

Frente a la sensación predominante de estancamiento y de ausencia de estructuras nacionales —algo que también comparte con Macri—, Massa salió en busca de nuevas selfies, esta vez con dirigentes radicales del interior del país, candidatos a gobernadores éstos que necesitan sumar masa crítica en las provincias para poder derrotar al Partido Justicialista.

Fotos y más fotos. "Nuestro eje de campaña no se modifica ni se va a modificar: es lo nuevo versus lo viejo. Una foto con Gerardo Morales y otra con José Cano, sólo es eso. Ahí no hay nada de nuevo. Morales representa la vieja política jujeña y Cano está rodeado de tipos políticamente impresentables en Tucumán. ¿Qué suman más entre la gente, esas fotos de Massa o la de Mauricio con Ramón Díaz?", confió a La Capital un operador nacional de la campaña del PRO.

Hay un riesgo que el macrismo podría estar corriendo: saturar a la sociedad con candidaturas referenciadas en personajes del deporte y el espectáculo. Dicen en el reservorio amarillo que son conscientes de ese déficit, pero que en el mientras tanto les sirve para morigerar carencias de construcción de la vieja escuela en distritos poco refractarios. El gran déficit sigue siendo el conurbano bonaerense que, a la vez, muestra los mejores números para Scioli y Massa.

En Santa Fe, el PRO tiene decidido presentar a Miguel Del Sel como candidato a gobernador y —hasta aquí— a Anita Martínez como postulante a la Intendencia de Rosario. Cuando se les pregunta si con ese dueto no caen en el error de repetir un mismo target, sostienen que "ya no hay voto vergonzante" para la concejala, de gran performance en 2013.

Por el lado de Massa, la salida de pista de Carlos Reutemann les provocó una carencia difícil de suplir en Santa Fe. Hasta ahora, todo parece encaminarse a una interna a gobernador entre Oscar Cachi Martínez y Raúl Ponzio, al tiempo que estiran la caña tratando de llevar al redil del Frente Renovador a alguna figura de peso del radicalismo rosarino, tal el caso de Jorge Boasso, quien aún no ha confirmado su voluntad de pasar al massismo.

Los tarascones políticos de Massa están dirigidos a coptar dirigentes provinciales ucerreístas de sur a norte y de este a oeste, pero es adentro del Frente Amplio Unen (FAU) donde se levanta la mayor preocupación.

Días de tensión. Es más, la jugada del ex intendente de Tigre de mostrarse con Morales y Cano terminó con cierto pudor que brotaba entre algunos dirigentes de la constelación de centroizquierda. Luis Juez ya no disimula su decisión de jugar con el macrismo en las elecciones a gobernador de Córdoba y Elisa Carrió ha puesto en estado de tensión permanente su relación con Hermes Binner, Pino Solanas y Julio Cobos.

Como gigantesco de telón de fondo, que tal vez explique la sucesión de fotos con Macri y Massa, está la decisión de los postulantes a gobernador de la UCR en las provincias de no perder votos y de evitar fórmulas competidoras del Frente Renovador y del PRO.

Hasta aquí, el mayor déficit del FAU ha sido la estrategia de seguir manteniendo en cancha a cinco precandidatos presidenciales, sin que ninguno pueda sobresalir. Aunque muchos socialistas y radicales creen que la mejor manera de clausurar la tranquera es limitar a dos las fórmulas presidenciales no hay por el momento ningún giro en ese sentido.

Cierta leve suba de Ernesto Sanz desde que lanzó su candidatura en el Luna Park hicieron crecer algunas versiones sobre una fórmula integrada por Julio Cobos y Hermes Binner, pero nadie que conozca el historial político del ex gobernador socialista podría suscribir de antemano la posibilidad de que juegue su última carta política como número dos de un radical.

El tiempo de Cristina. Al margen de los caminos y vaivenes de la oposición, la presidenta de la Nación sigue concentrando el poder real e institucional con una diversa agenda legislativa que hace poner en duda la instalación anticipada del fin de ciclo.

Cristina logró que el Parlamento le apruebe todas sus leyes e intenta colonizar lugares clave del Poder Judicial para evitar dolores de cabeza el día después de su partida del poder. Se vendrá un nuevo capítulo de tensiones con la Corte Suprema si prospera la idea que circula en algunos pasillos de Balcarce 50 de volver a aumentar el número de integrantes tras la anunciada partida de Eugenio Zaffaroni.

A esta altura de los tiempos ya no le queda margen a Scioli para pegar un portazo del kirchnerismo. Frente a esto, el gobernador se ha alineado más claramente desde lo discursivo en los últimos días a las reivindicaciones históricas del núcleo duro K, algo que obligó a Florencio Randazzo a reaparecer en la campaña con duros dardos hacia el ex motonauta, al punto de compararlo con el menemismo.

La respuesta a la madre de todos los interrogantes, sin embargo, tardará en salir a la luz: ¿Dará Cristina, al fin, un respaldo explícito a Scioli o algún otro precandidato antes de las Paso kirchneristas?
Por ahora, la táctica de la jefa del Estado es segur ocupando el centro de la escena todos los días, en cualquier lugar y, si se puede, por Cadena Nacional. Para todo lo demás, hay tiempo.

Mauricio Maronna

Jefe de la seccion Política del diario La Capital

Noticias de Encuentro Argentino de Transporte Fluvial
  • Presentación Anuario Hidrovías del Mercosur

    Presentación Anuario Hidrovías del Mercosur En el Marco del XXVII Seminario Internacional de Puertos, Vías Navegables, Transporte Multimodal y Comercio Exterior, el martes 28 de noviembre a las 17.30 hs se presentará el Anuario "Hidrovias del Mercosur". Iniciativa del Instituto de Desarrollo Regional de Rosario[…]

    Leer más...
Noticias de Infrapublica.com

Cotizaciones

Dolar ${dolar_c} / ${dolar_v}
Euro ${euro_c} / ${euro_v}
Real ${real_c} / ${real_v}