Rosario, Sábado 18 Noviembre 2017
Lunes, 14 Mayo 2012

Todos unidos pagaremos

Escrito por  David Narciso / El Ciudadano

“Por la realidad que tenemos en Santa Fe, la estimación que estamos haciendo con el Ministerio de Economía es que no va a ser necesario colocar deuda por el monto total que se autorizó”. El ministro Ángel Sciara y el gobernador Antonio Bonfatti estaban en pleno vuelo rumbo a Kuwait y los Emiratos Árabes cuando el ministro de Gobierno y en la práctica jefe del gabinete provincial, Rubén Galassi, reveló una minúscula parte de los próximos pasos que piensa dar la Casa Gris tras conseguir una autorización legislativa para tomar deuda a corto plazo por 556 millones de pesos. Tras cinco meses de negociaciones, la administración Bonfatti consiguió oxígeno para la caja, tiene encaminada una versión reducida de la reforma tributaria que el Frente Progresista busca hace cuatro años y, quizás lo más importante, comprobó que la mayoría justicialista le garantiza un piso mínimo de gobernabilidad.

La ley aprobada –que será promulgada hoy por el vicegobernador Jorge Henn– autoriza emitir deuda a recuperar en noviembre a través de “letras del Tesoro, pagarés u otras formas de pago”. El gobierno la solicitó para atender la deuda flotante con proveedores, ya sea de servicios básicos u obra pública.

En este último caso el medio a utilizarse serían pagarés o cheques de pago diferido, documentos que las empresas pueden colocar para hacerse de dinero sin costos exagerados y que al gobierno le ahorra costos financieros.

Además, se emitirá un stock de letras para atender aquellos compromisos exigibles, como giros a municipios y comunas y el cumplimiento en tiempo y forma de salarios y aguinaldo, entre otros.

Posicionamientos

La mayor parte de la oposición acompañó con su voto. El Frente para la Victoria y el Movimiento Evita dieron una vuelta de página tras el error político de hace siete días cuando contribuyeron a rechazar el pliego de Enrique Font como auditor de fiscales. El FPV mantuvo hasta el final una postura crítica, como es esperable de una oposición, pero siempre siguiendo de cerca el pulso de la realidad económica y financiera que viven las cuentas públicas del resto de las provincias y la Nación. Su posición y vinculación con el gobierno nacional no le permiten desmarcarse así como así, como otros sectores.

La antítesis del FPV es el bloque de 100% Santafesino que se pintó la cara a lo Rambo y cascotea tanto a Bonfatti como a los senadores de su partido sin termino medio.

El grupo de diputados que responde al sindicalista Alberto Maguid votó a favor (sentido común puro: sueldos y aguinaldos van atados a la suerte de la caja). El abanico de diputados de María Eugenia Bielsa, Jorge Obeid y Omar Perotti se abstuvo, un “ni” que parece pensado para diferenciarse del rossismo pero sin que parezca que se busca complicar la gobernabilidad (cabe aclarar que el senador perottista Alcides Calvo votó favorablemente en las dos oportunidades que el proyecto pasó por la Cámara alta).

Por último, el PRO también levantó la mano, con la sola excepción de Miriam Cinalli, esposa del ex intendente de Chabás y ex candidato a vice de Miguel del Sel, que lo hizo en contra.

La rueda da vueltas

A pesar de algunas demoras, el oficialismo no ve palos en la rueda por parte de la mayoría justicialista, al menos en esta etapa. “Rescato que más allá de algunas diferencias, en el fondo el gobierno podrá contar con una herramienta que necesitaba. La misma voluntad observamos para con la reforma tributaria”, agradeció Galassi. Diez días atrás en el mismo sentido se había expresado el senador Miguel Lifschitz.

De los cuatros cambios que propusieron los diputados del PJ al proyecto que llegó del Senado, dos pudieron ser consensuados con el bloque oficialista y se integraron a la letra de la ley. Especifican cómo se deben instrumentar la devolución de los montos descontados a municipios y comunas en concepto de Fondo Nacional de Educación y el pago de la deuda por el Fondo de Obras Menores.

“Nosotros estuvimos de acuerdo, todo se pudo acordar. Así, ellos se aseguraron que los jefes comunales van a cobrar y cuándo, y nosotros nos aseguramos que vamos a tener el dinero para hacerlo”, sintetizó uno de los negociadores oficialistas.

Los intendentes juegan

Los intendentes y presidentes comunales del PJ jugaron un rol clave. Son ellos los que todos los días tienen que dar respuestas a sus comunidades mientras ven que el calendario les carcome la agenda cuando a medida que ven acercarse el próximo pago de aguinaldo.

Esos jefes comunales pasaron a ser el sujeto discursivo sobre el que pivotean reclamos y proyectos de senadores y diputados justicialistas, a pesar de que el 65 por ciento de los santafesinos vive en pueblos y ciudades gobernados por el Frente Progresista. Es un dato del que todavía no se percataron las usinas políticas del oficialismo, que por ahora dejaron terreno libre para que el justicialismo se embandere y se proponga como portavoz de los gobiernos locales.

En ese sentido va el proyecto de ley para que el Fondo de Obras Menores se gire automáticamente con la coparticipación. El gobierno no está de acuerdo. Argumenta que distorsionaría el fondo y que licuaría esa fuente de recursos de financiamiento de obras públicas dentro de la coparticipación y los gastos corrientes.

Cabe recordar que el Fondo de Obras Menores lo impusieron en 2004 los senadores reutemistas al gobernador Obeid en un intento por disputar una herramienta de ordenamiento político territorial como la caja de obras públicas, en la que en esa Argentina del despegue a tasas chinas sobraba plata y faltaban proyectos. Sin embargo año a año la situación fue cambiando y un porcentaje cada vez mayor se destina a gastos corrientes.

Ahora por recursos genuinos

La ley que aprobó la emisión de deuda a corto plazo fue la antesala de la actualización impositiva que ya estudia el Senado. El debate promete ser más peliagudo y es de cajón que el proyecto sufrirá algunas modificaciones: el aumento en el Inmobiliario Rural reúne consenso suficiente; en el Urbano podría ser más segmentado de lo que propone el proyecto oficial; y en materia de Ingresos Brutos el final es abierto. Aquí la discusión estará atravesada por diferentes variables y en especial por el lobby de las corporaciones económicas afectadas.

De todos modos el proyecto no llegó crudo a la Legislatura, sino que es resultado de innumerables consultas con diputados y senadores que hicieron escuchar sus posiciones, lo que convenció a la Casa Gris de no incluir la eliminación de exenciones a la industria porque no pasaría el filtro de la mayoría justicialista y generaba ruido en el propio oficialismo.

También en la reforma tributaria intendentes y presidentes comunales tienen intereses concretos. Para ellos significará un incremento promedio del 6 por ciento de los recursos que presupuestaron para 2012, unos 450 millones anuales en total. Y en este caso no es financiamiento prestado, sino recursos genuinos.

¿Qué pasará a la hora de votar? Voto más, voto menos, el escenario final difícilmente diste de lo que se vio el jueves pasado, donde los justicialistas se dividieron en tres y el PRO en dos.

Las mayores dificultades pasan por la dispersión del peronismo en Diputados, donde la unidad que evitó las elecciones internas por la conducción partidaria no logra disipar el divisionismo interno.

En esa cámara se descuenta el voto negativo del bloque que responde al diputado nacional Oscar Cachi Martínez; y quizás repitan abstenciones María Eugenia Bielsa, el obeidismo y el perottismo.

Se acepta cualquier medio de pago

Mientras tanto, Bonfatti cuida las relaciones con la Casa Rosada. “Los gestos son muy buenos por ahora”, insisten en el gobierno. Obvio que la pretensión es que de los gestos, que son importantes, se pase a habilitar negociaciones más concretas: recursos económicos, obras públicas y pago de deuda.

“Los diputados justicialistas están muy preocupados por las cuentas de Santa Fe, pero no escuché a nadie referirse a la deuda que tiene la Nación”, se quejó un ministro que habla de millones en materia de viviendas sin terminar, presos federales alojados en cárceles provinciales, sistema previsional, entre otros.

El propio gobernador acaba de hacer público que la provincia estaría dispuesta a recibir bonos en parte de pago. Se llevó a Medio Oriente la respuesta a una pregunta pendiente: ¿se trata de una propuesta que en algún momento planteará Santa Fe, o una posibilidad ya hablada entre funcionarios provinciales y nacionales?

Noticias de Encuentro Argentino de Transporte Fluvial
  • Presentación Anuario Hidrovías del Mercosur

    Presentación Anuario Hidrovías del Mercosur En el Marco del XXVII Seminario Internacional de Puertos, Vías Navegables, Transporte Multimodal y Comercio Exterior, el martes 28 de noviembre a las 17.30 hs se presentará el Anuario "Hidrovias del Mercosur". Iniciativa del Instituto de Desarrollo Regional de Rosario[…]

    Leer más...
Noticias de Infrapublica.com

Cotizaciones

Dolar ${dolar_c} / ${dolar_v}
Euro ${euro_c} / ${euro_v}
Real ${real_c} / ${real_v}