Rosario, Martes 21 Noviembre 2017
Lunes, 14 Mayo 2012

Entre el alivio y el viento de cola

Escrito por 

Antes de partir hacia los países árabes, Kwait y Alemania en misión comercial; el gobernador Antonio Bonfatti hizo en la semana una jugada inteligente: En medio de los cantos de sirenas por la aprobación del proyecto de ampliación de muelles portuarios en Rosario, el mandatario sacó de escena al ambicioso proyecto del Puerto de la Música. En paralelo le estaba pidiendo a la oposición un gesto político que autorizara el endeudamiento en Letras del Tesoro por 556 millones de pesos. Y además, la reforma tributaria. Si encima le sumaba una reedición del debate por la obra cultural más ambiciosa que ha diseñado el socialismo, toda la estrategia de diálogo con la oposición se hubiera derrumbado como un castillo de naipes. "No es prioridad en estos momentos", dijo Bonfatti y así puso un manto de cruda realidad sobre la maqueta que muestra la estructura diseñada por el prestigioso arquitecto brasileño Oscar Niemeyer. También, se puede decir aquí, otra diferencia no menor con Hermes Binner.

Con todo, el socialismo confía demasiado en el espacio que ha abierto el propio gobernador con la oposición. Los hombres del gobierno no tienen por el momento uno o más negociadores que se recorten nítidamente en la Legislatura a la hora de emprender las conversaciones. Ni Miguel Lifschitz en el Senado, ni Raúl Lamberto en Diputados parecen encargarse a full de esas misiones tan subrepticias como necesarias.

Votos por Letras

La votación en Diputados autorizando la emisión de Letras para el endeudamiento del gobierno a corto plazo, mostró una vez el mapa del peronismo en la Legislatura: Un ala más crítica encarnada por referentes de María Eugenia Bielsa, Omar Perotti y Cachi Martínez; y otra más negociadora que se encolumna en el kirchnerismo más puro que se encuadra con Agustín Rossi y Luis Daniel Rubeo. En la abstención, muchos encontraron la forma de no romper demasiado la unidad que se consiguió hacia afuera para proclamar candidatos consensuados en la departamental provincial y de Rosario del Partido Justicialista.

Probablemente esta misma división de aguas se vuelva a ver a la hora de discutir la reforma tributaria que propone el gobierno que, a decir verdad, encuentra muchas más resistencias que las Letras que se aprobaron en la semana. Allí, un sector del peronismo pide planillas de gastos corrientes de todo tipo que ningún Ejecutivo podría entregar, y otro sector está dispuesto a sacar de esa discusión un sistema tributario que entre otras cosas cambie el statu quo por el que hoy un propietario de una hectárea valuada en 20 mil dólares en el mercado, tribute algo más que un atado de cigarrillos en concepto de Impuesto Inmobiliario Rural.

"No es muy peronista que digamos oponerse a cualquier tipo de incremento de impuestos", dijo esta semana el diputado provincial del Movimiento Evita Eduardo Toniolli, que además está a exactamente 13 días de convertirse en el titular de la departamental Rosario del PJ. Toniolli trazó una raya en la discusión entre los que sólo parecen ver el exceso de gastos del socialismo y aquellos que buscan en la coyuntura un sistema tributario menos regresivo y que le de más instrumentos al Estado provincial, sin dejar de pedirle al gobierno que controle los gastos. Del otro lado de esa raya imaginaria se puso también en estos días el diputado Perotti que exageró: "Bonfatti tiene tres gabinetes", en referencia a la estructura política que desplegó el gobierno provincial desde la llegada de Hermes Binner a la Casa Gris. Otro futuro jefe peronista, el intendente de Venado Tuerto José Luis Freyre (que también en 13 días será el titular del PJ santafesino); pareció explicar a Perotti. "El (por Perotti) fue intendente de Rafaela y al igual que yo en Venado Tuerto hemos visto cómo las estructuras de los Nodos no han aportado demasiado a la descentralización del gobierno", dijo Freyre. Para el futuro titular del peronismo santafesino, "no hay responsables claros de esas estructuras (los Nodos) y todas las decisiones se diluyen a veces en el marco de demasiados funcionarios. La descentralización está bien, pero tiene que ser más operativa", reclamó el intendente de Venado.

Emergencia en emergencia.

La crítica situación que atraviesa el Sistema Integrado de Emergencias Sanitarias (Sies) quedó en evidencia de la manera más cruel: Dos personas fallecieron cuando las ambulancias públicas llegaron tarde al siniestro porque se cayó el sistema de llamadas. Pero lo que parecía un grave problema técnico y de infraestructura; derivó tras las certeras preguntas de los concejales de la oposición a la secretaria de Salud Pública Estela Armando, en una crisis que indica que mientras crece la siniestralidad en la ciudad y el Sies está más cerca del colapso; los empleados denuncian "políticas de ajuste", recorte "de horas extra" y una situación "desesperante porque somos nosotros los que estamos poniendo la cara en todas las emergencias", según deslizaron. El sindicato médico de AMRA también fue contundente en su informe y aclaró que su objetivo es "preservar al personal que trabaja en el Sies que es el que hace funcionar realmente al sistema de emergencias". Y en ese sentido el gremio responsabiliza directamente a quienes tienen capacidad de decisión respecto de la organización del sistema que integran la municipalidad de Rosario y la provincia, y desliga cualquier tipo de responsabilidad de los empleados, aún de los que son jerárquicos.

La noticia no cayó bien al municipio que mientras veía titulares catástrofes sobre el tema en los diarios de la ciudad, recibía a los evaluadores del Comité Olímpico que pusieron a Rosario bajo la lupa para ver si es capaz de competir con San Luis para ser sede Argentina de los Panamericanos de 2019. "Uno de los puntos que se evalúan, precisamente, son los servicios de emergencias", reconocía con rabia un funcionario de alto rango del Palacio de los Leones mientras miraba de reojo los títulos de la prensa gráfica local cuestionando el estado del servicio de emergencias.

En rigor, las explicaciones que dió la secretaria Armando no alcanzaron a conformar a los concejales que participaron de la reunión en el Palacio Vasallo. Sobre todo porque la funcionaria no tuvo más remedio que reconocer aunque sea a medias que el Sies tiene hoy unas treinta personas menos que hace unos años, cuando en realidad todos coinciden en señalar un crecimiento desmedido en la siniestralidad. Más que nada, basado en la cantidad de motos que hoy circulan por Rosario y que -lamentablemente- ocupan 6 de cada 10 camas críticas en el Hospital de Emergencias Clemente Alvarez. Precisamente, este centro asistencial es uno de los más destacados en emergencia en América Latina. El Sies está aún en condiciones de recuperar el terreno perdido, sobre todo si obtiene más recursos y -por ejemplo- deja de utilizar varias ambulancias para traslados que podrían hacer otras unidades sin distraer las atenciones en las que se juega la vida y la muerte.

Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.

Leo Ricciardino

Periodista en LT8 y Canal 5. Columnista del diario Rosario/12.

Noticias de Encuentro Argentino de Transporte Fluvial
  • Presentación Anuario Hidrovías del Mercosur

    Presentación Anuario Hidrovías del Mercosur En el Marco del XXVII Seminario Internacional de Puertos, Vías Navegables, Transporte Multimodal y Comercio Exterior, el martes 28 de noviembre a las 17.30 hs se presentará el Anuario "Hidrovias del Mercosur". Iniciativa del Instituto de Desarrollo Regional de Rosario[…]

    Leer más...
Noticias de Infrapublica.com

Cotizaciones

Dolar ${dolar_c} / ${dolar_v}
Euro ${euro_c} / ${euro_v}
Real ${real_c} / ${real_v}