Rosario, Lunes 20 Noviembre 2017
Miércoles, 09 Mayo 2012

Entrelíneas de la caída de Enrique Font

Escrito por  Carlos Delicia / Sin Mordaza

Muchos se preguntan por qué causó tanto revuelo el hecho de que se rechazara el pliego de Enrique Font para el cargo de Auditor de los Fiscales del Poder Judicial, al punto que el propio ministro de Justicia Juan Lewis fuera a la Legislatura a pedir una explicación.      

 

Lewis calificó la selección de miembros del Poder Judicial como "un avance institucional inédito en la provincia", en declaraciones al portal de la provincia.

El ministro de Justicia y Derechos Humanos también destacó los sistemas de selección de miembros del Poder Judicial, magistrados y funcionarios de las nuevas instituciones de la Justicia penal, quienes deben pasar por un riguroso concurso público de antecedentes y oposición antes de ser propuestos por el Ejecutivo a la Legislatura. "A diferencia de lo que sucedió a partir del advenimiento de la democracia, donde se elegían jueces a dedo o entre cuatro paredes, y a pesar de que es una facultad constitucional del gobernador proponer a los magistrados, éste se ha autolimitado y se previeron procesos de selección transparentes y con participación ciudadana, lo que representa un avance institucional inédito para la provincia", afirmó el ministro.

La transparencia de estos concursos, fue precisamente lo que viene cuestionando la oposición desde hace varios años. Fueron en varias circunstancias donde se ha denunciado que los propuestos por el Ejecutivo no son los mejores, y se cuestiona la forma de evaluación. Ya sean para cargos en el Poder Judicial o en Tribunal de Cuentas de la provincia.

El ministro de Justicia y Derechos Humanos, que estuvo presente en la Asamblea Legislativa para ver si podía dar vuelta el resultado adverso y encontrar respuestas, opinó que si bien la Asamblea Legislativa no tiene obligación legal de justificar el rechazo a un pliego, "sería importante desde el punto de vista republicano que así lo hiciera ya que todos los funcionarios deben dar cuenta de sus actos de gobierno".

Lewis debería saber que sus legisladores socialistas durante las gestiones justicialistas casi siempre se oponían a todos los pliegos que mandaba el Ejecutivo, a veces sin fundamentos, por la oposición misma. Las reuniones de la Comisión de Acuerdo es privada, sin presencia de la prensa, para dar las garantías a los legisladores de expresarse y sobreguardar la confidencialidad sobre los postulantes.

¿Por qué el ministro se quejó puntualmente sobre el pliego de Enrique Font y no sobre los otros tres aspirantes a jueces?

Aquí hay que empezar a leer entre líneas. El cargo en discusión no es cualquier cargo. Ser el Auditor de los Fiscales de la provincia es ser el "jefe" de los fiscales, es ser el Esteban Righi de Santa Fe. Con la vigencia del nuevo Código Procesal Penal, la acusación la lleva adelante el fiscal y no el juez, por eso cobra tanta importancia el cargo concursado.

La elección de Font fue una decisión política del anterior ministro de Justicia Héctor Superti, quien le pidió que renunciara al cargo de secretario de Seguridad Comunitaria para presentarse al concurso. Lo hizo dos horas antes del vencimiento de los plazos en noviembre del año pasado, cuando ya estaba propuesto para ser el ministro de Seguridad de Antonio Bonfatti.

Para Superti, este cargo era clave, para Binner era estratégico, por lo que pudiera venir en el futuro, pero también para digitar investigaciones que a la oposición podrían no caerle bien.

Más allá de las cuestiones políticas, donde el PJ ejerció su mayoría parlamentaria para poner un freno a las pretensiones socialistas de imponer un candidato "paladar negro" y marcar su disidencia sobre la transparencia de la selección realizada por el comité evaluador, lo cierto es que el perfil de Enrique Font no se encuadraba con el cargo a ejercer.

El hombre propuesto por el Ejecutivo nunca ejerció como abogado, se dice que no tendría matricula de habilitación para ejercer la profesión. En otras palabras, no habría pisado los Tribunales y por lo tanto no tendría la experiencia requerida para conducir o controlar a los fiscales.

Siempre se dijo que Font renunciaba para ser el "jefe de los fiscales" cuando todavía no se sabía contra quiénes se debería enfrentar en el concurso. Tenía lo más importante: el apoyo del Presidente de los cuerpos de Jurados, que era el mismísimo ministro de Justicia. Lo que tiñó con un manto de dudas sobre las puntuaciones a los concursantes es que debajo de Font quedaron dos fiscales de gran trayectoria de Rosario, como son Raquel Cosgayo y Esteban Franichevich. Pero claro, eran independientes.

Noticias de Encuentro Argentino de Transporte Fluvial
  • Presentación Anuario Hidrovías del Mercosur

    Presentación Anuario Hidrovías del Mercosur En el Marco del XXVII Seminario Internacional de Puertos, Vías Navegables, Transporte Multimodal y Comercio Exterior, el martes 28 de noviembre a las 17.30 hs se presentará el Anuario "Hidrovias del Mercosur". Iniciativa del Instituto de Desarrollo Regional de Rosario[…]

    Leer más...
Noticias de Infrapublica.com

Cotizaciones

Dolar ${dolar_c} / ${dolar_v}
Euro ${euro_c} / ${euro_v}
Real ${real_c} / ${real_v}