Rosario, Lunes 20 Noviembre 2017
Domingo, 28 Octubre 2012

La peor agenda política

Escrito por 

"Vienen por Rosario, vienen por Santa Fe. vienen por todo", bramó Hermes Binner el viernes por la noche, cuando se vieron las caras las primeras y segundas líneas del socialismo, en el final de una semana agitada, cargada de un mix explosivo de denuncias y contradenuncias. La agenda política santafesina —por primera vez en mucho tiempo— apesta.

La decisión de los legisladores nacionales del kirchnerismo de vaciarle la reunión al gobernador Antonio Bonfatti marcó también el inicio de una disputa política que, en un tema tan espinoso como el del narcotráfico, hubiera sido deseable que jamás ocurriese. Sin embargo, habría que ser demasiado candoroso como para evitar pensar que ese estadío nunca llegaría filtrado entre los primeros ecos del escandaloso caso Tognoli.

Desde el gobierno nacional (y aunque nadie jamás lo confirmará a grabador encendido) bajó el consejo de evitar "cualquier nacionalización que el socialismo pretenda hacer" del narcoescándalo. Los diputados kirchneristas entendieron que con la prohibición del ingreso de periodistas a la reunión con Bonfatti tenían el tránsito liberado para exponer en soledad al gobierno provincial.

La crisis gravísima que atraviesa por estas horas a la fuerza policial quedó expuesta por el ministro de Seguridad, Raúl Lamberto, en el largo informe que —sin periodistas— mantuvo en la Legislatura con diputados y senadores santafesinos.

La desgrabación. La lectura completa de la desgrabación (a la que accedió LaCapital) demuestra la preocupación de Lamberto, a cargo "de una estructura absolutamente compleja que tiene 18.500 efectivos en las fuerzas policiales y 3.000 en el servicio penitenciario" sin contar otras reparticiones.

Episodios como el de Tognoli corren el riesgo de derramar hacia ese conjunto de hombres y mujeres que basan su accionar en la disciplina y la verticalidad. Cuando el que está más arriba de la pirámide cruza la delgada línea, aparece el peor ejemplo y la más espuria tentación. El ejemplo más gráfico del estado de las cosas quedó plasmado en tinta negra en la portada del diario La Nación: "Admite el gobierno de Santa Fe que perdió el control de la policía". El título puede ser temerario, pero el contexto valida una situación de emergencia.

Como se escribió en esta misma columna hace siete días, en algo tiene razón el Ejecutivo santafesino: no habrá ninguna solución de fondo al entrecruzamiento de narcotráfico e inseguridad sin la colaboración permanente de las fuerzas nacionales. Y más que colaboración, la única manera de extirpar el carcinoma que amenaza a las instituciones es llevar adelante una tarea conjunta entre las fuerzas federales y provinciales.

Disputa política. En esa encerrona transita hoy por hoy la relación entre unos y otros. Desde el gobierno nacional vocean que no sólo se colabora sino que han sido los estamentos provinciales los que bloqueaban las investigaciones. El ejemplo más empírico que tienen a mano es el de Tognoli: el caso salió a la luz por una investigación de la Policía de Seguridad Aeroportuaria. Las acusaciones de Norma Castaño, la primera vecina que denunció ante la Justicia al comisario, hacen aparecer al personaje más parecido a Harvey Keitel en "Un maldito policía" que a un bravío jefe destinado a combatir el crimen.

Al margen de justificaciones y pedido de colaboraciones, el gobierno provincial tiene una responsabilidad directa y primaria sobre el desbande policial, y deberá resolverlo en el menor tiempo posible. Mientras la línea gruesa pasa por el nacotráfico, en Rosario se sigue registrando un asfixiante clima de inseguridad ciudadana. Y cotidiana. La peor noticia será que el aluvión de inseguridad se transforme en una postal costumbrista.

La pesada carga que cae sobre estos días en las espaldas de los funcionarios transformó la agenda política, tal vez para tomar un camino que empalmará con las campañas que brotarán como hongos después de la lluvia cuando el calendario termine de deshojar un traumático 2012 para los oficialismos. Eso sí, aparecerá un menú proselitista que nunca debió haber tenido razón de ser.

Marcando la cancha. El portazo de los legisladores nacionales justicialistas estuvo encabezado por el jefe de bancada, Agustín Rossi, quien se transformó en el epicentro de la movida. El diputado kirchnerista revalidó allí títulos hacia adentro, en una señal que claramente marcó la cancha. De ese modo, también quiso ponerle una traba a las voces que se levantan desde otros sectores del PJ aludiendo a acuerdos y pactos entre su sector y el gobierno de Bonfatti.

Aparece también en la lectura política una curiosidad mayúscula: pese a que casi todos evaluaban una relación difícil y traumática entre la Casa Gris y la Legislatura por la deficitaria composición de las Cámaras para el oficialismo, diputados y senadores aceptaron sin chistar que la exposición de Lamberto se hiciese sin periodistas.

"Queda absolutamente en el pasado esa mirada que aludía a que nosotros íbamos a hacer ingobernable la provincia: fíjese que todos los problemas que tuvo el gobierno lejos estuvieron de eso. Los cortes de luz, la inseguridad, ahora el escándalo con la policía nacieron por deficiencias del Ejecutivo. Y encima le votamos la reforma tributaria", despejó el viernes un diputado provincial kirchnerista.

En esta polémica con gusto agrio cada uno tiene una parte de verdad, pero el viernes se perdió una oportunidad de avanzar en el combate al narcotráfico como política de Estado. Si no hay un frente común desde la política destinado a erradicar vínculos y complicidades entre la mala policía y el narcotráfico, los malos de la historia tendrán ganada la batalla. Y después de penetrar en los aparatos de seguridad, irán por la propia política.

Sin autocrítica profunda del gobierno, la oposición lejos estará de poner la otra mejilla. Y semejante ovillo será imposible de desmadejar.

Mauricio Maronna

Jefe de la seccion Política del diario La Capital

Noticias de Encuentro Argentino de Transporte Fluvial
  • Presentación Anuario Hidrovías del Mercosur

    Presentación Anuario Hidrovías del Mercosur En el Marco del XXVII Seminario Internacional de Puertos, Vías Navegables, Transporte Multimodal y Comercio Exterior, el martes 28 de noviembre a las 17.30 hs se presentará el Anuario "Hidrovias del Mercosur". Iniciativa del Instituto de Desarrollo Regional de Rosario[…]

    Leer más...
Noticias de Infrapublica.com

Cotizaciones

Dolar ${dolar_c} / ${dolar_v}
Euro ${euro_c} / ${euro_v}
Real ${real_c} / ${real_v}