Imprimir esta página
Jueves, 05 Abril 2012

El "HMS Dauntless" navega hacia Malvinas

El destructor “HMS Dauntless”, uno de los buques de guerra más modernos del Reino Unido, zarpó ayer del puerto inglés de Portsmouth rumbo al Atlántico Sur, en medio de la tensión con Argentina por la soberanía de las islas Malvinas.

El barco, cuyo despliegue fue anunciado por el gobierno el pasado enero, zarpó dos días después de que se cumpliese el 30 aniversario del comienzo de la guerra que libraron el Reino Unido y Argentina por las Malvinas.

Numerosas personas, algunas con banderas británicas, se dieron cita en el puerto de Portsmouth para decir adiós a la tripulación del “HMS Dauntless”, uno de los seis nuevos destructores Tipo 45 de la marina británica que está equipado con un avanzado sistema de navegación que hace difícil que pueda ser detectado por radar.

El anuncio del despliegue de este buque causó el malestar del gobierno argentino, que dijo que el Reino Unido iba a militarizar el Atlántico Sur y ayer volvió a acusar a Londres de “colonialismo”.

El “HMS Dauntless”, que sustituirá al barco británico “HMS Montrose” y tardará aproximadamente un mes en llegar al Atlántico Sur, tiene previsto hacer escala en algunos países del oeste y sur de África antes de llegar a aguas cercanas a las Malvinas, donde permanecerá seis meses, según ha informado el Ministerio de Defensa.

El Reino Unido ha insistido en que el envío del destructor no supone una militarización del Atlántico Sur, sino que es una operación de “rutina” que forma parte de la continua presencia británica en la zona.

Esta es la primera operación naval del “HMS Dauntless” desde que fue encargado por la Marina (Royal Navy) en 2010.

El capitán del buque, Will Warrender, dijo a la cadena británica BBC: “Ahora estamos listos para que nuestra presencia dé seguridad a la región y para proteger los intereses británicos”.

El gobierno británico había anunciado el envío del destructor al Atlántico Sur el pasado 31 de enero sin dar una fecha concreta de partida, que fue confirmada el pasado lunes, justo el día del 30 aniversario del comienzo del conflicto con Argentina.

Tras conocerse el despliegue del destructor, el gobierno argentino presentó una queja formal ante la ONU para denunciar lo que considera la militarización del área de Malvinas. El gobierno argentino también condenó la presencia el pasado febrero del príncipe Guillermo, segundo en la línea de sucesión al Trono británico, para cumplir una instrucción militar.

Info adicional