Rosario, Domingo 19 Noviembre 2017
Viernes, 26 Agosto 2016

La soja y China traen buenas noticias a la Argentina

Rescata indicadores positivos. "No todas son pálidas", aseguró Calzada

En el medio de tantos problemas domésticos económicos y sociales, hemos detectado una serie de indicadores que son positivos y favorables para la economía argentina. Estos surgen de estudiar la balanza comercial de la República Popular China, sus importaciones de productos agrícolas y las compras en el exterior de poroto de soja. La República Popular China es responsable del 65% del comercio mundial de poroto de soja y sus principales proveedores son Brasil, Estados Unidos y Argentina.

La soja es el principal cultivo que tiene nuestro país. China compró en el exterior en el año 2015 cerca de 81,7 millones de toneladas de poroto de soja y cerca de 820 mil toneladas de aceite de soja. En poroto de soja, Argentina proveyó el 11% de las importaciones chinas y el 63% de las compras de aceite de soja.

Los factores positivos que hemos encontrado para Argentina y que le son favorables son los siguientes:

Punto 1. Vienen creciendo las importaciones chinas de poroto de soja procedentes de Estados Unidos, Brasil y Argentina. En el último año las importaciones del Gigante Asiático crecieron un 14% y en los últimos 4 años se registró un incremento notable del 55%.

Punto 2. Vienen creciendo las ventas argentinas de poroto de soja a China. En el año 2014, China le compró a Argentina cerca de 6 millones de toneladas de poroto. El año pasado (2015) adquirió cerca de 9,4 millones de toneladas. En los últimos 4 años se registró un crecimiento importante del 20% en los volúmenes físicos comercializados.

 Punto 3. El peso de las importaciones Chinas de poroto de soja sobre el total de las importaciones agrícolas de ese país tiende a ser cada vez menor.

Punto 4. El peso de las importaciones Chinas de poroto de soja respecto del superávit comercial chino es cada vez menor. Cuando se analiza el superávit comercial chino uno no deja de sorprenderse. Y cuando lo comparamos con la situación argentina nos provoca desaliento. El superávit comercial Chino pasó de 154 mil millones de U$S en el año 2011 a 593 mil millones de U$S en el 2015, un crecimiento notable. Argentina en el año 2015, en cambio, tuvo déficit comercial por 3.035 millones de U$S. Nuestra cifras, comparadas con China, son ínfimas. Argentina exportó 56 mil millones de U$S en el año 2015, China –en cambio- vendió al exterior 2.274 miles de millones de U$S. Nuestras exportaciones son apenas el 2,4% del total chino. Pero miremos el vaso medio lleno. Producto de ese gran crecimiento en el superávit comercial chino, el peso de las importaciones chinas de poroto de soja sobre este superávit comercial se viene reduciendo paulatinamente. Era del 19% en el año 2011 y fue descendiendo hasta alcanzar el 6% en el último año 2015. En otras palabras, el superávit comercial y sus exportaciones alcanzan perfectamente para pagar las importaciones de poroto de soja. Esto es relevante para que la demanda china de este producto siga sostenida y es un gran beneficio para los principales productores: USA, Brasil y Argentina.

Punto 5. Crece el superávit comercial chino y las importaciones agrícolas de ese país tienen un peso cada vez menor respecto de ese superávit.

 Punto 6. China importa más alimentos que lo que exporta. Pero ese déficit comercial agrícola se viene reduciendo y va perdiendo peso frente al increíble superávit de la balanza comercial china.

Punto 7. Es muy bajo el peso que tienen las importaciones agrícolas chinas respecto del total de las exportaciones de ese país. Es de apenas el 5,5%. Una cifra bajísima. Y viene reduciéndose del 5,8% en el año 2014 al 5,5% en el 2015.

 Punto 8. Las importaciones agrícolas chinas son muy bajas respecto del total de importaciones de ese país. Representan apenas el 7%.

Punto 9. Argentina es un país de baja relevancia para las importaciones Chinas. La ventas de productos agroalimentarios argentinos a China en el año 2015 ascendió a 5.099 millones de U$S. Esta cifra es apenas el 0,3% del total de las importaciones del Gigante Asiático y el 4% de las importaciones agrícolas chinas. Argentina es un país de escasa relevancia para las compras de China en el exterior. 

Punto 10. Negativo para Argentina. Vienen cayendo las importaciones chinas de aceite de soja. China viene comprando cada vez menos aceite de soja. Las importaciones de aceite crudo de soja continua con una tendencia decreciente, con una contracción del 41% en  valor en el año 2015 (pasó de U$S 1.092 millones en el 2014 a U$S 646 millones en el 2015) y de un 28% en volumen (de 1,14 millones en el 2014 a 0,82 millones de toneladas en el 2015). Esta contracción está en línea con una política de sustitución de importaciones mediante un aumento de la producción de la industria de molienda local, que sin embargo generan un aumento en la importación de porotos de soja. Esta mayor demanda de habas de soja favorece a Argentina.

Fuente: On24

Noticias de Encuentro Argentino de Transporte Fluvial
  • Presentación Anuario Hidrovías del Mercosur

    Presentación Anuario Hidrovías del Mercosur En el Marco del XXVII Seminario Internacional de Puertos, Vías Navegables, Transporte Multimodal y Comercio Exterior, el martes 28 de noviembre a las 17.30 hs se presentará el Anuario "Hidrovias del Mercosur". Iniciativa del Instituto de Desarrollo Regional de Rosario[…]

    Leer más...
Noticias de Infrapublica.com

Cotizaciones

Dolar ${dolar_c} / ${dolar_v}
Euro ${euro_c} / ${euro_v}
Real ${real_c} / ${real_v}