Rosario, Sábado 18 Noviembre 2017
Martes, 08 Mayo 2012

Estado, empresas y gremios discutieron el tema portuario en Rosario

El sistema de transporte fluvial siente el stress de la falta de concreción de obras que acompañen el fuerte crecimiento que tuvo el movimiento de cargas por la hidrovía en los últimos siete años y al mismo tiempo también empieza a sufrir la desaceleración del comercio exterior. Pero los actores del negocio están activos frente al escenario de estrechez: mientras que los puertos públicos hablan de dejar atrás una historia de recelo y sellan alianzas de complementariedad, los empresarios privados apuestan a no bajar el ritmo de inversiones para ser más competitivos.

El VI Encuentro Nacional de Transporte Fluvial que organizó ayer el Instituto de Desarrollo Regional (IDR), que conduce Juan Venesia, en la Bolsa de Comercio de Rosario ante unas 300 personas se convirtió otra vez en la caja de resonancia de la agenda de la comunidad logística y también en punto de encuentro entre no sólo los distintos sectores del entramado empresario de distintos puntos del país sino también de los hombres de negocios con los principales funcionarios del área.

“Sólo con la integración y cooperación se podrá salir airoso de los múltiples desafíos y hasta aprovechar plenamente las oportunidades que tenemos”, dijo Venesia en el acto de apertura al que asistieron el gobernador de Santa Fe, Antonio Bonfatti, el subsecretario de Vías Navegables de la Nación, Ricardo Luján, la intendenta de Rosario, Mónica Fein y el presidente de la Bolsa, Cristian Amuchástegui.

La agenda empresaria

El gerente de la Cámara de Actividades Portuarias y Marítimas, Guillermo Wade, señaló que hay una necesidad no sólo de una mayor profundidad de la hidrovía (hoy está en 34 pies desde Rosario al sur) sino de obras complementarias, como radas y zonas de maniobras, para hacer frente al mayor tráfico de barcos por la vía fluvial, cada vez de mayor porte. También advirtió que la flamante señalización y balizamiento del río desde Santa Fe al norte no está preparada para el tráfico de barcazas, que es lo se que mueve por esa zona.

Sobre el tema de la navegabilidad, precisamente, desde la Asociación Civil de Prácticos del Paraná también reclamaron obras complementarias como el ensanche del dragado del canal principal para evitar las continuas varaduras de barcos que en lo que va del año se repitieron varias veces dejando intransitable por días el tráfico, con todo el costo económico que supone.
Quien también se refirió a la necesidad de obras fue el presidente del Puerto de Buenos Aires, Oscar Vecslir. “Los 36 pies nos quedaron chicos. Se necesita de manera urgente aumentar la profundidad de la hidrovía para hacer frente a buques cada vez más grandes y cargados”, señaló.

“Si la economía crece al 5%, la CEPAL calcula que la logística lo hace al doble, por lo que es fundamental poner en línea con nuevas obras todo el sistema portuario y fluvial”, agregó y señaló que “está en juego poder mantener a Buenos Aires como puerto oceánico, porque si las cargas de cabotaje –por el colapso de la infraestructura- se van a hacer trasbordos fuera del país el que pierde es la economía nacional porque se encarecerán todos los fletes”, dijo y por eso reclamó flexibilización en la Aduana con los trámites de reintegro a exportadores para que puedan empezar a cobrarlos apenas se despacha en puerto la mercadería y no desde el último puerto ya que así se impulsa hacer los trasbordos en Uruguay o Brasil.

Por su parte, el secretario técnico de la comisión de Transporte de la Bolsa de Comercio, Alfrdeo Sesé, volvió a la carga con la necesidad de mejorar los accesos viales a los puertos y la infraestructura de ingreso de las líneas ferroviarias para evitar el colapso que se produce en la región con el arribo de unos 15 mil camiones por días cargados con la cosecha gruesa.

A su lado, Rodolfo de Felipe, el vicepresidente de Casport –empresa logística que opera fuerte en puerto de San Nicolás- no puso tanto el énfasis en las obras, lo que consideró “el hardware” de la hidrovía, sino en lo que bautizó como el “software” un plan director de todo el sistema portuaria y de transporte fluvial que pueda servir de guía a la actividad privada para planificar sus inversiones y negocios.

Precisamente, Luján –y sus principales funcionarios- presentaron en el encuentro la Segunda Etapa del Plan Maestro y Director del Sistema de Navegación Troncal, que hace énfasis en la expansión en los ríos Paraná y de la Plata. “Siempre se le exigió a los funcionarios un plan maestro. Hoy presentaron uno de 300 páginas, ahora hay que leerlo, opinar y ayudar a que se cumpla”, dijo Venesia.

En materia de reclamos, uno de los más fuertes provino de la industria naval. La voz cantante fue la de Miguel Ángel Álvarez, secretario de la Cámara Santafesina de la Industria Naval, quien pidió un compromiso real y no discursivo del Gobierno nacional para hacer competitivo al sector y no desaprovechar las oportunidades. En concreto, reclamó un mejor tratamiento fiscal que elimine asimetrías en el Mercosur, un freno fuerte al ingreso de barcazas usadas exra-Mercosur, crédito accesible para los armadores y un régimen de importaciones que haga viable el negocio de la reparación en el país de embarcaciones extranjeras.

En tanto, el histórico dirigente sindical Cayo Ayala aprovechó para insistir con la necesidad de que el gobierno tome la decisión política de establecer un sistema de “reserva de carga” que asegure un cupo de mercadería para que se mueve por líneas de transportistas de bandera nacional, ya que el negocio queda en un 90% en armadores del exterior.

Sobre este tema, la Bolsa de Comercio frunce el ceño. “Apoyamos el desarrollo de las líneas de bandera argentina siempre y cuando no signifique un encarecimiento de costos de fletes que termina pagando el productor o nos puede dejar afuera de mercados externos”, dijo Sesé.


La caída de la actividad


Si bien la queja empresaria estuvo en el retraso de obras que hayan contenido el fuerte aumento de la carga transportada por el frente fluvial de los últimos 10 años, también se notó la preocuapación por la desaceleración del comercio exterior.

Durante su presentación, Luján cargó las culpas sobre “la crisis internacional” y no hizo referencia al cepo importador que puso el Gobierno nacional que paró en seco el ingreso de mercadería del exterior, y cuando la prensa se lo preguntó atinó a decir “que cada país busca sus formas propias de protegerse”.

El freno de la actividad se siente en todos los puertos y los empresarios se lo achacan a un mix de causas, pero a diferencia de Luján –que culpa más a la crisis internacional- cargan más las tintas por el bloqueo a importaciones y la pérdida de competitividad de la economía argentina por la inflación de costos.

“No estamos en condiciones este año ni de igualar lo operado en 2008”, dijo Vecsir, del puerto de Buenos Aires. Por su parte, De Felipe –de Casport- comentó que ve una fuerte baja en la importación de insumos siderúrgicos, un negocio clave de su zona en San Nicolás por Siderar y la cercanía de Acindar.

Gustavo Nardelli, director de Terminal Puerto Rosario, advirtió que cayó el movimiento de importaciones por contenedores, pero la baja también se nota en las cargas generales y las exportaciones. “Por la falta de insumos y la mejor actividad hay empresas que están produciendo y exportando menos”, estimó. No obstante, en cargas como fertilizantes, donde el puerto movió 250 mil toneladas, apostó a repetir esa performance este año pese a las complicaciones.

Sobre el puerto de Rosario, precisamente, el presidente del Ente Administrador del Puerto Rosario (Enapro), Ángel Elías, le puso números al amesetamiento: en 2011 se movieron 49 mil teus contra los 50 mil de 2010. “Si bien en el primer trimestre del año no hubo grandes bajas contra igual período del año pasado, desde abril se esta notando la contracción por la caída de las importaciones”, advirtió.

Lo destacable es que la receta a la que se está apostando para hacer frente a esta situación es con más inversiones y mejoras en la competitividad, y los empresarios dejaron en claro que, al menos por ahora, siguen viendo el vaso medio lleno.

“Nuestro plan de inversiones no se detiene”, dijo Nardelli. Por su parte, Bonfatti y Luján coincidieron, finalmente, en que este año se lanzará la licitación de la construcción de 700 nuevos metros de los muelles de Rosario, una inversión mixta que superará los $400 M. También, prometió Bonfatti, este año se concretará la licitación para la mudanza del puerto de Santa Fe. En Barranqueras, en tanto, el presidente del puerto Roberto Benítez, están por recibir una inversión de $100 M para completar el dragado y adquirir nueva maquinaria para la operatoria portuaria.


La hora de los puertos públicos

Es más, frente a esta situación de necesidad de incrementar competitividad, los puertos públicos sellaron ayer una inédita alianza de avanzar en la complementación dejando de lado décadas de desconfianza y desencuentros.

En efecto, en el panel de cierre autoridades de los puertos de Rosario, Santa Fe, Buenos Aires y Barranqueras coincidieron en que se puede competir aprovechando las ventajas comparativas de cada terminal sin que eso signifique querer cercenar las posibilidades de desarrollo de los otros.

Y en tren de resaltar la necesaria complementariedad, el presidente del puerto de Buenos Aires, Oscar Vcslir, reconoció que las terminales porteñas, de Dock Sud, y La Plata (las que más mueven contenedores) deben reconocerse también como puertos de la hidrovía y aunar esfuerzos en pos de un frente fluvial más competitivo.

En sentido, hizo una inédita revalorización del negocio del cabotaje. “En Buenos Aires no le prestábamos la debida atención a las embarcaciones que llegaban desde el interior y ahora vemos que se están yendo a hacer los transbordos a otros puertos extranjeros. No podemos seguir perdiendo esas cargas. Más áun cuando luego del pico de 2008 no pudimos nunca conseguir otra vez ese nivel de operaciones. Eso es algo que tenemos que cambiar y el acuerdo que firmamos con el Enapro para garantizar fluidez en la operatoria con las barcazas que llegan desde Rosario es una muestra de esta nueva etapa”, señaló finalmente el dirigente del puerto porteño.

Info adicional

  • Fuente: PuntoBiz
Noticias de Encuentro Argentino de Transporte Fluvial
  • Presentación Anuario Hidrovías del Mercosur

    Presentación Anuario Hidrovías del Mercosur En el Marco del XXVII Seminario Internacional de Puertos, Vías Navegables, Transporte Multimodal y Comercio Exterior, el martes 28 de noviembre a las 17.30 hs se presentará el Anuario "Hidrovias del Mercosur". Iniciativa del Instituto de Desarrollo Regional de Rosario[…]

    Leer más...
Noticias de Infrapublica.com

Cotizaciones

Dolar ${dolar_c} / ${dolar_v}
Euro ${euro_c} / ${euro_v}
Real ${real_c} / ${real_v}